Ahorro de $us 300 millones por importación de combustibles financiará bonos sociales contra el COVID-19

28

Los ahorros registrados en el primer trimestre de este año por concepto de importación de combustibles, que ascienden a $us 300 millones, financiarán los bonos sociales implementados por el Gobierno nacional para mitigar el efecto del coronavirus en la economía de las familias del país, destacó el sábado Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

A través de un comunicado, YPFB indicó que los recursos procedentes del ahorro en el sector hidrocarburos, cubrirá el bono denominado Canasta Familiar, que consiste en el pago de Bs 400 a las personas de la tercera edad que no reciben renta de jubilación, a los discapacitados y a las mujeres gestantes, consideradas como parte de la población más vulnerable del país.

Ese beneficio que comenzó a efectivizarse a partir del viernes en todo el territorio nacional, llegará a 1,6 millones de hogares bolivianos.

Los recursos a entregarse a través del sistema bancario, financiarán la compra de alimentos para sobrellevar el período de la cuarentena declarada por el COVID-19.

Adicionalmente, está el Bono Familia, que establece el pago de Bs 500 por cada hijo que asiste a un establecimiento escolar del ciclo inicial y primario del sistema público de todo el país. El beneficio se concretará a partir de los próximos días.

Otro beneficio que asumirá el Gobierno, mientras dure la emergencia sanitaria, es el referente al pago total y parcial de los servicios básicos de agua potable, luz eléctrica y gas a domicilio durante abril, mayo y junio.

Además de financiar los bonos sociales, la estatal petrolera aseguró que se garantiza el abastecimiento de combustibles al mercado interno como externo.

Para ese efecto, YPFB conformó grupos de trabajo a fin de que la exploración y explotación no se paralice, al igual que los otros eslabones de la cadena productiva.
Red central-mcr/ ABI