Una aplanadora fue Bolívar ante Destroyers, 6-3

0

Poniendo en evidencia su gran poder ofensivo, Bolívar derrotó a Destroyers por 6-3 en un partido de gran ritmo (sobre todo en la primera etapa), para colocarse segundo en la tabla del campeonato Apertura de la División Profesional. El cotejo se jugó anoche en el estadio ‘Tahuichi’ Aguilera por la 15ta fecha.

Fiesta de goles. Antes de los cuatro minutos, Bolívar hizo saber que llegaba por los tres puntos en un tiro libre que disparó Juan Miguel Callejón que pegó en el travesaño con Araúz mirando.

Y a continuación los celestes ensayaron un par de jugadas a gran velocidad antes de la llegada del gol que se produjo a los 12′ aprovechó un gran pase de Arce y definió con varios canarios pidiendo posición adelantada.

Estuvo cerca el segundo pero Riquelme disparó fuera y, de a poco los paceños se fueron quedando hasta que Destroyers, que era puro entusiasmo produjo una falta cerca de la línea del área grande, le pegó Perozo a la izquierda de Mustafá, golazo y empate.

Sin embargo, tres minutos después, Bolívar vuelve a ejecutar su receta, pelota en profundidad que gana Saavedra, centro y Arce entre dos defensores anota.

Pero la «Máquina Vieja» volvió a funcionar seis minutos después, Álvarez gana un balón y lo entrega a Perozo, el venezolano que se hamaca a gran velocidad, y después despide un fabuloso remate cruzado lejos de Mustafá, nuevo golazo y 2-2.

Pero en tiempo de descuento (46′), casi como calcado de los anteriores, taco de Saavedra, Bejarano que coloca al medio y Justiniano empalma en la boca del arco para poner otra vez adelante en las cifras a los visitantes.

Lo liquidó. Muy temprano comenzado el segundo tiempo el cuadro celeste puso una brecha inalcanzable cuando, Callejón (50′ 59′), tras dos brillantes jugadas puso el 5-2, pero a los 81′ Vallejos aprovechó una gran falla defensiva y acortó distancias; sin embargo, a un minuto de descuento (91′), Rodríguez tras otra gran habilitación de Saavedra (figura del partido), colocó el final 6-3 para los celestes.