Ex jefes de la Policía ratifican denuncia contra Yuri Calderón y revelan que se rompió la cadena de mando

37

Exjefes de la Policía ratificaron el miércoles su denuncia contra el excomandante de la entidad del orden, Yuri Calderón, a quien acusan de haberse alineado al Gobierno del expresidente Evo Morales, por lo que se «rompió la cadena de mando» en la institución.

    «Los informes y audios establecen que no tenía que romperse la cadena de mando, es decir, que durante la crisis que vivió el país, tenía que haber orden para todo, pero esas órdenes nunca llegaron y el excomandante actuó al margen de la norma» dijo Jaime Zurita, uno de los denunciantes.

    La actuación de Calderón, del Subcomandante general y Jefe de Estado Mayor de entonces, Jhonny Coronel Ayala, causaron la ruptura de la cadena de mando, agregó.

    Ese exjefe policial junto a otros coroneles se apersonó a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz para aportar con más pruebas y ratificar la denuncia contra Calderón.

    «Sí, estamos ratificando la denuncia y aportando con mayores elementos a fin de que el Ministerio Público tome las medidas que corresponde», precisó.

    Insistió en que Calderón ejecutó actividades que no estaban apegadas a la norma, como proteger a los manifestantes afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) y reprimir a grupos que exigían la renuncia de Evo Morales.

    Señaló que, en una primera reunión, Calderón dijo que «había que alinearse al partido de Gobierno y defender a Morales hasta el 21 de febrero que cumplía su mandato».

    Ese hecho, dijo que fue refutado y censurado por jefes y oficiales de la Policía que participaron en esa reunión, en la exigieron respetar la Constitución y el mando único.

    Manifestó que en esa reunión varios de los coroneles dejaron claramente establecido que «como policías nosotros no tenemos que participar en política-partidaria y debemos cumplir nuestra misión constitucional».

    Por ejemplo, dijo que los mineros movilizados en La Paz utilizaron discrecionalmente dinamitas y pusieron en riesgo la vida e integridad física de la población.

    Mencionó que los medios de comunicación son testigos de lo que sucedió en octubre y noviembre tras la realización de las elecciones generales que derivaron en la renuncia de Morales.
dea/ma     ABI