Residentes no ven necesario cambiar fecha de elecciones

1

Los analistas consideran que adelantar o retrasar las elecciones en Bolivia solo tiene el objetivo de asegurar el triunfo del binomio.

No hay necesidad de “cambiar la fecha de las elecciones generales de Bolivia”, solo por el hecho de que coincida con los comicios de Argentina y Uruguay, toda vez que son eventos diferentes y, además, los residentes en esos países votan en los consulados, afirmó el presidente de la colectividad boliviana en la Ciudad de San Martín, Argentina, Dionicio Gutiérrez.

Entretanto, los analistas políticos consideran que la propuesta del Movimiento al Socialismo (MAS) de adelantar o retrasar las elecciones generales en Bolivia solo tiene el objetivo de asegurar el triunfo del binomio Morales-García en primera vuelta, con la ayuda del voto en el exterior, para de esta manera evitar una segunda vuelta con Carlos Mesa.

Guillermo Sánchez, un residente boliviano que vive en Buenos Aires, hace varios años, opinó que el cambio de fecha es un pretexto, para lograr algo a favor del binomio oficialista en Bolivia.

Por otra parte, Iber Mamani, un dirigente de residentes en Buenos Aires, consideró un problema que se realicen en la misma fecha las elecciones en Bolivia y en el país en el que reside. “El gran dilema es que las elecciones argentinas chocan con las bolivianas. Algo que preocupa a la comunidad boliviana”, indicó.

Agregó que es una de las comunidades extranjeras más grande, con aproximadamente 2 millones de habitantes, y que son un actor importante en la economía y en la vida social y política.

PROPUESTA OFICIALISTA

La iniciativa del oficialismo, de cambiar la fecha de los comicios, fue adelantada por el presidente Evo Morales en la Asamblea Nacional del MAS y posteriormente refrendada por la Cancillería. Argentina concentra la mayor cantidad de electores nacionales habilitados en el exterior.

La esperanza del MAS estaba puesta en el sufragio de los bolivianos en Argentina, que generalmente muestran una afinidad muy grande con Evo Morales y, según datos extraoficiales, son al menos un millón.

El politólogo Marcelo Arequipa dijo que “es muy importante para el MAS la votación en el exterior, particularmente en Argentina. Es bueno señalar que una de las interpretaciones por qué se había perdido el referendo de 2016 fue justamente porque los votos en el exterior fueron muy pocos, porque estaban en temporada de vacaciones justamente en Argentina y el Brasil, entonces hubo un ausentismo grande, como es un voto que no es obligatorio”, afirmó.

“La apuesta está justamente en que los votos que puedan sumar en el exterior, que podría ser inclinado un poco hacia el MAS, podría permitirle no llegar a segunda vuelta electoral a Evo Morales, por eso es crucial”, dijo Arequipa.

DOS TERCIOS

Por su parte, la diputada de Unidad Demócrata (UD), Lourdes Millares, señaló en pasados días que la preocupación del presidente Evo Morales sobre el voto en el exterior se debe a que el sufragio en otros países es como su tabla de salvación, considerando que en Bolivia tendrá un poco más del 30 % de la votación, lo que no le alcanzaría para consolidar los dos tercios en la Asamblea Legislativa.

“El voto en el exterior es la tabla de salvación para el MAS, porque es parte de su estrategia maquiavélica, para consolidar su victoria (…) este voto puede hacer la diferencia para evitar la segunda vuelta”, aseguró la diputada Millares.

El Diario