Población disfrutó la jornada de ayer

Los Olvidados no pasaron al olvido, ya que animaron la farándula carnavalera, su alegría y música, contagió y gustó a la población en todo el recorrido, pero también ingresaron comparsas disfrazadas de patos, dinasaurios y pitufos, entre otros.

Después de los olvidados ingresaron personajes de los 300, una película que muestra la valentía de este número de soldados espartanos para defender su territorio de la invasión de reinos ajenos.

También pasaron los MacPatos, junto a los chicos malos, pero también luego se pudo observar a las pitufinas, que hacían el deleite de las personas que observaron la entrada carnavalera.

Pero también se observó a personas disfrazadas de dinosaurios, que fue aplaudido por el público, e hicieron pasar momentos graciosos a los niños y a las personas mayores.

ESPUMA

Tampoco faltó la espuma y las batallas entre grupos; el centro paceño y en todo el recorrido de la entrada se observó espuma en las calles y en el público, y no faltó agua y globos, pero fue mínimo a comparación de años anteriores.

La prohibición del uso de agua en las fiestas de carnaval, establecido por las autoridades nacionales y locales, el control a lo largo del Prado y de la entrada fue mínimo, pero la gente se comportó moderadamente.

DECOMISO

Por otra parte, las autoridades locales decomisaron durante el Corso Infantil, que se desarrolló el sábado, 300 espumas, entre falsificadas y de marcas no autorizadas, y 120 máscaras sin orificios mínimos para la respiración.

«Realizamos el recorrido de toda la ruta del corso, controlando las buenas prácticas de manipulación de alimentos. También, realizamos el decomiso de objetos y productos que no cumplen la norma», informó la intendenta municipal Velma Vargas.

Durante el operativo, se logró el decomiso de 120 máscaras que no contaban con autorización de venta al no tener los orificios mínimos para la respiración. También se encontró la venta de espumas falsificadas con nombres de marcas reconocidas. Se realizó el decomiso total de 300 unidades de ese producto.

Se recuerda a la ciudadanía que las marcas autorizadas de espuma son: Soy tu espuma de carnaval, Rey Momo, Reina Mora, Cosminieve, Alegría Carnavalera, Rick, Fiesta, Festinieve, Rey Kiko y Carnaval B.B.B. Estas, de acuerdo con la Intendencia, no contienen componentes químicos nocivos para las personas y para el medioambiente.

IDENTIDAD

El carnaval de La Paz es una de las festividades más notorias. Hoy, lunes, miles de danzarines recorrerán sus calles con trajes folklóricos, bandas de música y carros alegóricos. El carnaval se inició el viernes y se prolongará hasta el denominado martes de ch’alla, cuando toda la población reedite esta ancestral tradición de adornar sus casas, vehículos y todos sus bienes materiales, además de agradecer a la Pachamama por todos los favores recibidos, esta tradición se cumple en las áreas urbanas y rurales.

Las fiestas se inician en la mañana del sábado de carnaval, con el Corso Infantil, donde niños, acompañados de sus padres, desfilan por El Prado vestidos con disfraces multicolores, jugando con agua, espuma y con mucha alegría.

El domingo tiene lugar la Farándula del Carnaval Paceño, donde participan distintas comparsas de baile, fraternidades folklóricas y los infaltables pepinos y ch’utas, dos personajes que dan una identidad al carnaval paceño.

El lunes de carnaval se celebra el Jiska Anata, traducido del aimara como pequeña fiesta, donde las personas disfrutan de la festividades tal y como se celebraban en el pasado, con trajes antiguos y de gala. Los bailes de los pueblos llegan a amenizar con su alegría y tradición esta festividad. El personaje típico es El Hiskanata, un personaje de antaño recuperado recientemente.

El martes se festeja el Martes de Challa. Es el día en que se realiza la tradicional “ch´alla” sobre los bienes de las personas, dándole las gracias a la Madre Tierra, la Pachamama, con fiesta, cohetillos, serpentina y mixtura.

PEPINOS Y CH’UTAS

Según el ya fallecido escritor costumbrista Antonio Paredes Candia, los personajes del Ch’uta y el Pepino se remontan a 1930 y fueron los artesanos hasta 1930, quienes dieron vida a estos dos graciosos personajes que satirizan a las «pomposas» vestimentas de los españoles y era otra forma de revelarse contra ese mestizaje.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más