Gobierno desplaza toda su logística para socorrer a damnificados por deslizamiento y riadas en Caranavi

El Gobierno desplazó toda su logística para socorrer a los damnificados por el deslizamiento de un cerro aledaño a la carretera La Paz-Caranavi, en inmediaciones del puente Armas, que ha ocasionado la muerte de al menos 16 personas y medio centenar de heridos, destacaron el lunes fuentes institucionales.

El Ministro de Defensa, Javier Zavaleta, que se trasladó al lugar de la tragedia, al igual que el ministro de Obras Públicas, Oscar Coca, dijo que por instrucciones del presidente Evo Morales se han movilizado efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía, además de todo el apoyo posible para socorrer a las víctimas y prestar toda la ayuda a los damnificados.

Explicó que el propio Primer Mandatario decidió trasladarse al lugar para evaluar los daños en su total dimensión y determinar toda la ayuda posible.

"De parte de las Fuerzas Armadas tenemos alrededor de 200 efectivos aquí", puntualizó e informó que inicialmente se abrirá un paso peatonal por arriba del deslizamiento, tomando en cuenta que para habilitar un paso vehicular la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y el Ministerio de Obras Públicas están evaluando esa posibilidad.

Explicó que se decidió abrir un "puesto de Comando en Challa", para recibir todas las denuncias de desaparecidos y precisó que hasta el momento se reportaron cuatro nombres, aunque dijo que es posible que esa cifra suba con el transcurso de las horas.

Informó que se determinó también que, por el momento, se dotará de agua y alimentos a las personas que están paradas en ambos extremos del deslizamiento, particularmente de las personas que viajaban a La Paz desde Caranavi y Alto Beni.

"Lo que estamos haciendo es instarles que retornen a Caranavi hasta que no sepamos el momento en que vamos a reabrir la vía", complementó.

Instó a las personas que están varadas en el lugar que no intenten circular por el deslizamiento al asegurar que el deslizamiento está aún activo y es peligroso, al recordar lo que pasó el domingo cuando un grupo de personas que intentaban pasar de un lugar a otro para buscar un transbordo, fueron sorprendido por otro deslizamiento que dejó al menos un muerto.

Mientras el Ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que se desplazaron al lugar al menos 100 policías de grupos especializados para prestar ayuda en ese tipo de desastres, de la unidad de Bomberos y del Grupo Versa.

"Tenemos un efectivo policial en promedio de 100 elementos, que son relevados cada 24 horas, en algunos casos los policías después de ser relevados se han mantenido en la zona trabajando por razones de solidaridad humanitaria", remarcó Romero.

 Explicó que los policías trabajan de día y noche, con la cooperación de los funcionarios de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) que iluminan la zona del deslizamiento con fuertes reflectores.

Rsl ABI

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más