Fractura del MAS llega a la cúpula: Luis Arce ve complot y Evo Morales traición

La gresca dentro del MAS escaló a la cúpula de esa fuerza política. El presidente Luis Arce aseguró que dentro del propio partido hay quienes quieren verlo fracasar y que coinciden en objetivos para acortar su mandato. En tanto, Evo Morales acusó al mandatario de cometer un “error histórico” al promulgar la ley del censo; y antes tildó de “traidores” a los que aprobaron esa norma en el Legislativo.

“Sé que hay quienes quieren vernos fracasar de afuera y lamentablemente también algunos compañeros de adentro. Sé que existen personas que se esfuerzan por hacerme ver como un traidor a nuestro instrumento político, pero quiero decirles que yo soy un militante más del MAS-IPSP (…). Y para aquellos que desde mis propias filas coinciden en objetivos para acortar nuestro mandato también quiero decirles: que se equivocan, que el enemigo no está entre nosotros y que la unidad es la mejor arma que tiene el pueblo para derrotar intereses de grupos y personas”, aseguró Arce en su mensaje presidencial.

El mandatario promulgó la ley del censo, luego de que el 29 de noviembre esa norma fuera sancionada en el Legislativo, pese al rechazo de los legisladores del ala evista del MAS.

Minutos antes de la puesta en vigencia, Morales indicó que la promulgación sería un “error histórico”, porque según su lectura sería la primera vez que un mandatario firma una ley que hace innecesario su decreto.

El 11 de noviembre, Arce emitió el Decreto Supremo 4824, con el que dispuso que la fecha del censo sea el 23 de marzo de 2024, y con cuyos resultados preliminares el Ejecutivo realizará la distribución de los recursos económicos de coparticipación en septiembre de 2024.

Arce, en su mensaje, no sólo promulgó la ley, sino también explicó, entre otras cosas, que no vulnera competencias del nivel central, que respeta el decreto supremo que emitió y que no dice nada más de lo que establece la Constitución.

La autoridad aseguró que la ley no era necesaria a nivel jurídico, pero que “sí ayudó” a evitar un mayor derramamiento de sangre, abusos, crímenes y matonaje en Santa Cruz.

El primer mandatario también expresó que la ley del censo, que se aprobó en Diputados y en el Senado, “no es una ley de la derecha” (Morales, el 29 de noviembre, calificó a esa norma como “ley de Camacho”), puesto que es una propuesta planteada por los propios diputados del MAS, y que fue pedida por el denominado “Bloque oriente”.

“Con algunos asambleístas del MAS-IPSP, diputados y senadores, hemos tenido una mirada distinta sobre la naturaleza de un conflicto y la forma de resolverlo, pero eso no significa que seamos enemigos ni que tengamos horizontes políticos distintos, como la justicia social. Debemos aprender a respetar otros criterios y a escucharnos”, manifestó el mandatario.

Respecto a la aprobación del decreto del censo, Arce aseguró que “nunca se llegó a un acuerdo con el comité interinstitucional ni con el comité cívico de Santa Cruz ni con ninguna autoridad de la oposición para emitir nuestro decreto supremo ni definir el año del censo como lamentablemente lo han señalado algunas personas de nuestro propio instrumento”.

El 27 de noviembre, Morales aseguró que “traidores renovadores” pactaron con la derecha para aprobar la ley del censo. Arce, en su mensaje, lamentó que en las propias filas del MAS redacten listas de supuestos traidores.

“La derecha fascista hace lista de traidores en Santa Cruz y es lamentable que algunas personas de nuestro instrumento político también elaboren listas de supuestos traidores. La democracia interna debe ser profundizada y la unidad fortalecida. Evitar que se consume un golpe de Estado, que haya derramamiento de sangre de pueblo no es traición”, aseguró.

Arce manifestó que con paciencia y sin caer en la provocación, con despliegue de los recursos del diálogo y con la firmeza de sus puntos de vista el Gobierno logró “derrotar los planes de pequeños sectores que pretendían generar, en alianza estratégica, convulsión social en nuestro país, desestabilizar la democracia y si era posible acortar mi mandato presidencial”.

Después del mensaje del primer mandatario, Morales en su cuenta de Twitter aseguró que los asesores de Arce cometieron un desatino, porque promulgó la ley del censo cuando, según su lectura, el pueblo esperaba un mensaje sobre el caso Silala.

“Promulgó la ley del censo cuando el pueblo boliviano esperaba un mensaje acerca de las aguas del Silala. Regalo anticipado de Navidad para Tuto Quiroga, Camacho y Mesa”, expresó.

1492 es el número de la ley de aplicación de los resultados del censo, que promulgó el Presidente.

Ajpi: En el MAS también hay una lista de traidores

El senador Félix Ajpi, del Movimiento Al Socialismo (MAS), aseguró ayer que dentro del partido oficialista existen listas de legisladores “traidores” y que él aparece en una de ellas.

“En Santa Cruz también hay una lista de traidores de Fernando Camacho y en mi frente político también hay un lista de traidores, y eso ya está en todas las redes sociales. En esa lista yo estoy como uno de los traidores”, confirmó Ajpi.

Las listas de supuestos traidores nacen a raíz de la división entre legisladores del MAS de los grupos que son leales a Evo Morales, denominados “evistas”, y los afines al presidente Luis Arce, nombrados “arcistas”.

Desde hace semanas, los asambleístas del MAS se fraccionaron por la decisión de aprobar la ley del censo. Morales pidió a sus legisladores no dar curso a la norma porque significaría ceder a los intereses de los cívicos y porque desautorizaría al decreto supremo de Arce.

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más