“Trata de personas y trabajo infantil no son temas electoralistas”

La trata y tráfico de personas, así como el trabajo infantil deben ser encarados con políticas estructurales y no de forma electoral expresó el jefe de bancada de Unidad Demócrata (UD), Gonzalo Barrientos, tras criticar las afirmaciones del presidente Evo Morales, quien refirió que la suspensión de la cooperación de Estados Unidos para combatir este delito son amenazas de la derecha.

“Lamentablemente no hay políticas estructurales en el país (…) por lo que se debe trabajar seriamente en aquello, no con criterio político y electoralista que penosamente se está dando nuestro país, esto hay que corregir. Desde temprana edad, los adolescentes están llevando adelante una serie de trabajos en condiciones infrahumanas, como ser en las minas (…)”, dijo.

El trabajo infantil en Bolivia bajo la nueva normativa los niños en Bolivia pueden trabajar desde los diez años por su propia cuenta. En julio de 2017 el Tribunal Constitucional (TCP) declaró inconstitucional el artículo donde indica que se puede bajar la edad para que los niños puedan trabajar a partir de los 10 años, acción interpuesta por el exdefensor Rolando Villena el 18 de diciembre de 2014, donde hace notar que se vulnera los tratados internacionales y los derechos de la niñez.

La Sentencia Constitucional 0025/2017, emitida el 21 de julio de 2017 de la Sala Plena del TCP resolvió declarar la inconstitucionalidad el artículo 129 parágrafo II de la ley 548 del Código del Niño, Niña, Adolecente (CNNA) por ser “incompatible y contradictorio” con la Constitución Política del Estado (CPE), la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) y el Convenio 138 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Con relación a la trata y tráfico de personas el diputado opositor Gonzalo Barrientos, manifestó que Bolivia por ser un “país puente” (de tránsito en este delito, debería determinar tareas muy claras y específicas traducidas en políticas estructurales para combatir este flagelo humano.

“La trata y tráfico de personas también tiene que abordarse de manera integral, lamentablemente somos un país puente, y tampoco se está implementando políticas para evitar este delito y otros. Ojalá el Gobierno pueda asumir que no se trata de elecciones o temas coyunturales si no de verdaderas políticas públicas y del futuro de la población que pronto debe asumir responsabilidades en el Estado”, aseveró.

La trata y tráfico de personas, se entiende como la comercialización de seres humanos con fines de explotación laboral o sexual, anulando su autoestima y dignidad y poniéndoles precio y que las mismas son movilizadas de un lugar a otro. Es decir, de un país a otro ejecutado por personas u organizaciones criminales con el propósito de ganar dinero.

Son estos dos aspectos que han sido tomados en cuenta por el Gobierno de Estados Unidos para advertir que no se está haciendo nada en el país. Sin embargo, en criterio del diputado Barrientos, el Gobierno estadounidense estaría incurriendo en una intromisión y más aún si está determinado sanciones.

“Las declaraciones del presidente de Estados Unidos es una intromisión en el marco de la soberanía, peor aún tratar de llevar adelante algunas sanciones en contra de nuestro país; pero es evidente que se debe hacer algo pero a través, de las instancias y representaciones que tenemos que reorientar estos dos aspectos que es estructural en nuestro país”, confirmó.

Sin embargo, este anuncio, dijo Barrientos, afecta la imagen del país, lo cual podría tener efectos negativos, a mediano y largo plazo, por lo que es urgente crear políticas sostenibles y coordinar por la vía diplomática para que el Gobierno de Estados Unidos de una explicación más sustentada, precisó.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más