FmBolivia
Radio FmBolivia

Analistas: En un año la oposición actuó «bajo la agenda del MAS»

29

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Parlamentarios de la oposición cumplen su primer año de gestión bajo la agenda mediática del Movimiento Al Socialismo (MAS), sin acciones de fiscalización ni relevancia, de acuerdo con analistas. La falta de formación y experiencia en política es otro punto observado por expertos.

El analista político Manfredo Bravo indicó que los contrarios al MAS, al no tener mayoría en la Asamblea Legislativa, no han podido cumplir con su rol principal de fiscalización. Agregó que sólo unos cuantos asambleístas pudieron “evidenciarse” de manera esporádica, con declaraciones o mensajes en sus redes sociales que responden a una agenda fijada por el oficialismo.

“La oposición tiene que reflexionar qué rol quiere jugar, porque hasta el momento no se ha notado que haga una labor efectiva. La oposición no tuvo la capacidad de generar agendas políticas con fuerte repercusión en la opinión pública, está jugando con la agenda que le pone el MAS. La oposición ha perdido la capacidad de generar espacios protagonistas”, sostuvo.

Bravo señaló que los opositores no están cohesionados, lo cual hace que no puedan articularse para generar acciones efectivas. Recordó que en la gestión pasada cuatro diputados de Creemos se pusieron a orden del MAS ni bien fueron posesionados y que este año la senadora Andrea Barrientos, de Comunidad Ciudadana (CC), declaró que su sigla tiene más afinidad con el partido de gobierno.

El abogado y analista Carlos Börth señaló que la gran mayoría de los opositores no pudieron cumplir hasta el momento con su rol, que es fiscalizar, generar agenda mediática y tener un debate efectivo en el Congreso. Añadió que esto no se debe a la falta de experiencia, puesto que parte de ellos son políticos que ya fungieron como asambleístas departamentales, legisladores, asesores o concejales.

“Tanto Comunidad Ciudadana como Creemos son estructuras endebles que se han creado sólo para las elecciones. Al no tener una estructura, dependen exclusivamente de sus atributos y posibilidades personales. Si comparamos el período anterior con éste, pareciera que el actual es más débil, pero habría que esperar a ver qué hacen a futuro, les quedan cuatro años”, enfatizó.

Apuntó que la mayoría de los legisladores, tanto de la oposición como del oficialismo “brillaron por su ausencia”. De una gran parte no se conoce el trabajo que realizaron en este primer año de gestión parlamentaria, ni siquiera se los vio en los medios de comunicación, que era lo que solían hacer, dijo Börth .

Comunidad Ciudadana

El politólogo Marcelo Silva señaló de CC, la agrupación política liderada por Carlos Mesa, es una mezcla de siglas regionales, activistas y un grupo cercano a su titular. Explicó que al tener una diversidad de tendencias en su conformación no puede generar objetivos o proyectos claros.

“Comunidad Ciudadana no tiene un norte político, tampoco una visión de país. Esto hizo que su papel en la Asamblea Legislativa sea muy deslucido. Cuesta entender que pretendan ahora hacer abrogar leyes, cuando debían haber advertido de estas leyes, informar a la población, al ser la fuerza con mayor representación parlamentaria de la oposición en la Asamblea. No hay una articulación ni norte político”, puntualizó.

Creemos

Sobre el papel que desempeñó Creemos, la otra fuerza opositora en el Parlamento, Silva sostuvo que esta agrupación tiene una mirada regional y su campo de acción se reduce sólo a eso. Dijo que en ocasiones cumple la función de segunda vocería de la Gobernación de Santa Cruz, del comité cruceño o de la brigada parlamentaria de ese departamento.

“La representación de Creemos ha sido diseñada sólo para una proyección regional. En los hechos parece que tampoco le interesa proyectarse a nivel nacional. El problema es que cuando se tocan los grandes problemas del país, Creemos también pierde el norte”, explicó.

“Oposición deslucida”

Los expertos coinciden en que los senadores y diputados de CC y Creemos cumplieron un año de gestión con un papel “poco relevante” en sus funciones. Tampoco -sostienen- surgieron nuevas figuras que puedan ser portavoces de temas que interesan e incumben a la población, tampoco cumplieron su rol de alerta sobre las normas que se tratan en la Asamblea Legislativa.

El llamado a movilizaciones por parte de algunos legisladores para hacer abrogar leyes es la muestra de que no alertaron sobre estas normas en el momento debido. El rol de informar y de oposición concreta lo tuvieron que jugar los sectores sociales que lograron el retiro del proyecto de ley contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, apuntan.

Otro punto es la falta de institucionalización de las siglas. Esto pone en evidencia la poca experiencia y formación política que mostraron los opositores en su primer año de gestión. Ello no pasa -coinciden- en países como Estados Unidos y España, donde forman a sus cuadros antes de ser lanzados a la arena política, ya sean como autoridades del Ejecutivo o parlamentarios.
“La oposición tiene que reflexionar qué rol quiere jugar, porque hasta el momento no se ha notado que haga una oposición efectiva”

Manfredo Bravo
“Tanto Comunidad Ciudadana como Creemos son estructuras endebles que se han creado sólo para las elecciones”.

Carlos Börth
“Comunidad Ciudadana no tiene un norte político ni visión de país. (…) Creemos sólo tiene una proyección regional”.

Marcelo Silva

Punto de vista
Lourdes Millares, exdiputada de UD

La inexperiencia política de la oposición ha jugado a favor del Movimiento Al Socialismo y en contra de los intereses del electorado al que ellos representan. El MAS, por su parte, ha sabido jugar muy bien con la agenda legislativa, ha sabido consolidar proyectos de ley que estaban pendientes de tratamiento.

Hay serias contradicciones en la oposición, el hecho que Andrea Barrientos diga que tiene mayor afinidad con el MAS es algo que no vamos a olvidar. No hay un lineamiento político ni ideológico; por tanto, no sabemos cuántos opositores más comparten este tipo de pensamiento.

No entendemos por qué los parlamentarios no van a sesionar cuando ya están vacunados. Sesionar de manera virtual les quita fuerza en el debate y además muestra que muchos de ellos ni siquiera asisten a sus oficinas para coordinar acciones.

La oposición está subestimando al MAS y creo que no tiene una lectura adecuada de su capacidad de acción política y merma las herramientas para representar los intereses de parte de la población que no coincide con el MAS. Le permiten cumplir sus objetivos.
Fuente: Página Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas