Exsenador del MAS: llevar la demanda marítima a la CIJ y traer una derrota fue un acto de traición a la patria

El exsenador del MAS Lino Villca acusó al presidente Evo Morales de haber cometido un acto de “traición a la patria” por haber llevado a Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya y traer una derrota que significó perder la palabra y la moral para interpelar a Chile en todos los foros internacionales por una salida soberana al Océano Pacífico.

La crítica de Villca, hoy alejado del MAS, liderizando el Movimiento Por la Soberanía (MPS), surgió con motivo de cumplirse este 1 de octubre, cuatro años del fallo emitido por la CIJ, donde los jueces afirmaron que Chile no contrajo la obligación de negociar con Bolivia un acceso soberano al Pacífico.

Dijo que el país no debe olvidar la gestión de Evo Morales por haber manejado la centenaria aspiración con un cálculo político, porque pensaba que, ganando el juicio, podía tener un lauro para presentarse como héroe en las elecciones generales de 2019.

Recordó que Morales gastó millones de dólares en su apuesta política. A juzgar por el resultado, afirmó que Evo debería enjuiciado por incumplimiento de deberes al haber causado un daño económico y sobre todo haber cercenado a Bolivia el discurso moral de reclamar a los chilenos.

Empero, Morales considera que la Corte ha ratificado que Bolivia nació con costa soberana al Pacífico que fue arrebatada por Chile, dejando claramente establecido que no existe impedimento para un “diálogo e intercambios en un espíritu de buena vecindad” que resuelva el enclaustramiento de Bolivia.

A través de sus redes sociales, el exmandatario expresó su confianza en que el presidente Gabriel Boric, a quien llamada “hermano”, pueda dar continuidad al legado de Salvador Allende para abrir el diálogo entre pueblos hermanos y resolver la demanda marítima boliviana. “La propuesta de mar para Bolivia es el puerto de la unidad, hermandad y prosperidad en la región”, escribió en su cuenta de twitter.

Sin embargo, Lino Villca dijo que ese criterio es un mal consuelo porque históricamente está demostrado que con o sin socialismo, Chile mantendrá su postura de no entregar una salida soberana al mar, basado en el fallo que Evo Morales se encargó que Chile recibiera como regalo de fin año el 1 de octubre de 2018.

Asegura que aún falta esperar el fallo sobre el río Silala que los expertos se avizoran otra derrota, con lo cual Evo Morales “debería desaparecer como político porque habrá sido autor de las grandes derrotas sobre dos temas históricos para los bolivianos”.

Además de Morales, los principales articulares de la demanda eran Fernando Huanacuni, canciller del Estado, Sacha Llorenti, coagente boliviano ante La Haya, el procurador general del Estado, Héctor Arce, y el director ejecutivo de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar), Rubén Saavedra.
Erbol

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más