En dos días la FTC incautó 38 vehículos de los cuales incineró 28 en la frontera con Chile

7

Entre el martes y el miércoles de esta semana, la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) comisó en la frontera con Chile 38 vehículos, entre indocumentados y con mercadería ilegal y, debido a la reacción violenta de los contrabandistas hacia los militares, decidió incinerar 28 motorizados de ese total.

«El 90 por ciento son camiones y vehículos pequeños como minibuses y otro tipo taxi que querían internar ropa usada. Otros tenían aceites y repuestos para vehículos, entonces se ha decidido quemarlos mientras que el resto será trasladado a la Aduana», informó el viceministro de Lucha Contra el Contrabando, Gonzalo Rodríguez a los periodistas.

En el operativo del miércoles, los uniformados interceptaron en Charaña dos camiones que ingresaron desde Chile por el sector conocido como «oleoducto».

«A consecuencia de la intervención los contrabandistas se organizaron en el lado chileno para atacar a nuestro personal junto con alguna gente de Charaña y destruyeron tres de nuestros vehículos operativos, por ello se ha ordenado la incineración de esos camiones», explicó.

El personal castrense utilizó agentes químicos para dispersar a la multitud. Más hacia el sur, los militares interceptaron tres minibuses que ingresaron al país con gran cantidad de ropa usada.

«Hasta hace poco éramos vulnerables en el salar de Coipasa y en el salar de Uyuni pero ahora ya hay mayor control de esas zonas, por eso es que tenemos estos resultados», aseguró.

Ayer por la mañana la FTC hizo dos operativos en Achica Arriba y Achica Abajo (La Paz) y detectó un camión de alto tonelaje con papa argentina.

«Se trata de al menos 20 toneladas de papa cuyo destino sería El Alto», apuntó.

Para evitar el ingreso de mercadería de contrabando desde Argentina, Rodríguez anunció que se dispuso la construcción de al menos nueve puestos militares adelantados, similares a los que están en las fronteras con Chile y Perú, y que serán emplazados en sectores estratégicos cerca de las zonas fronterizas de Tupiza, Bermejo y Yacuiba, consideradas como «clave» por los grupos de contrabandistas.

«También habrá puestos militares operacionales, entre 12 y 14, para reforzar la vigilancia en esas zonas y así evitar que ingrese mercadería ilícita a nuestro territorio», apuntó.

Posteriormente, los operativos y controles se intensificarán en la frontera con Paraguay.

De enero a la fecha, se reportó 43 militares heridos durante 72 enfrentamientos y acciones violentas de los contrabandistas en distintas regiones fronterizas.

De igual manera, las Fuerzas Armadas iniciaron al menos 38 procesos penales contra los delincuentes que pretendían ingresar productos ilícitos al país o atacaron a los uniformados.

El Viceministro aseveró que el Estado será implacable en la lucha contra este delito transnacional que afecta a la economía y producción nacional y que habrá duras sanciones contra quienes atentan contra las Fuerzas Armadas.

Rm//