Protocolos son vitales en centros de radioterapia

4

El físico médico estadounidense Matthew Goss propuso la implementación de las buenas prácticas (protocolos) en los centros de radioterapia de Bolivia, dentro de un marco estandarizado de monitoreo y un trabajo coordinado multidisciplinario, con el fin de obtener tratamientos exitosos contra el cáncer en beneficio de los pacientes.

Goss que es experto en la planificación del tratamiento de radiación contra el cáncer, participó de las jornadas académicas de la Carrera de Física de la Facultad de Ciencias Puras y Naturales (FCPN) de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) con una ponencia magistral.

Dijo que, actualmente en el mundo en base al conocimiento científico de la física, y de otras áreas como la biología y la medicina, se están tratando a pacientes con nuevas tecnologías que han dado lugar a otras ramas específicas, como es la física médica.

Sólo en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz existen centros de radioterapia que emplean el acelerador lineal (LINAC por sus siglas en inglés), una moderna tecnología que permite dosificar los rayos X de alta energía o electrones que se ajustan para destruir las células cancerígenas, sin afectar el tejido normal circundante de los pacientes con cáncer.

Sin embargo, Goss que trabajó en el Centro de Cáncer Memorial Sloan Kettering de EEUU, donde se encuentra una ultramoderna tecnología del mundo, considera que, “es fundamental contar con un sistema de monitoreo y de retroalimentación entre los centros de salud de Bolivia, impulsando las buenas prácticas (protocolos) de forma integrada entre la UMSA como parte académica, los centros privados de radioterapia y la propia Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN)”.

70 MIL MUEREN

“En Bolivia es una necesidad prioritaria la implementación de los centros de radioterapia, porque se estima según la Organización Mundial de la Salud (OMS) que más de 70 mil personas mueren de cáncer anualmente”, agregó Goss que realiza un voluntariado con la organización “Radiating Hope” y “Rayos contra el cáncer”, ambas instancias dedicadas a la donación de tecnología y formación de personal en diferentes países de Asia, África, Centroamérica y Suramérica.

“La importancia en el mundo actual es que ya se cuenta con una tecnología desarrollada que se está moviendo para llevarla a los países que no la tienen y donde también se necesita un equipo multidisciplinario para resolver específicamente el cáncer”, resaltó el experto.

CARRERA DE FÍSICA

El físico boliviano, Martín Subieta, Director del Planetario Max Schreier de la UMSA que obtuvo estudios superiores de doctorado en Europa, aseveró que las dos organizaciones: “Radiating Hope” y “Rayos contra el cáncer” se encargan justamente de apoyar con equipamiento y orientación a los centros que los necesiten.

“La interacción con estos expertos es sustancial para dirigir un nuevo horizonte en el país y junto a las autoridades, se pueda decidir qué dirección se va lograr en beneficio del sistema de salud boliviano”, explicó Subieta.

Agregó que, desde la Carrera de Física de la UMSA se tiene la iniciativa de fortalecer el sistema de salud con la formación de físicos médicos y que en corto plazo se tendrá la posibilidad de albergar esta clase de laboratorios en la nueva infraestructura con la que se cuenta.

NUEVO CENTRO DE RADIOTERAPIA

La jefa de la Unidad de Aplicaciones en Salud de la ABEN, Leslie Fanola, que participó de la ponencia de Matthew Goss dijo que, “fue una gran experiencia para comprender la importancia y necesidad que se tiene de la estandarización de procedimientos en los centros de radioterapia”.

El Diario.