Límite en recaudación de impuestos obliga a realizar ajustes en el gasto

La ley de un perdonazo en multas y sanciones, así como la activación del pago de tributos en cuotas, reflejan una situación complicada, debido a la baja recaudación, y a pesar de los incrementos que señala el Servicio de Impuestos Nacionales, instituciones plantean la necesidad de abordar ajustes, en especial en el gasto.

La semana pasada, el presidente del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), Mario Cazón, invitó a los contribuyentes a reactivar sus Facilidades de Pago (FAP) incumplidas, aun cuando se encuentren en ejecución tributaria, mediante el pago del importe actualizado de la cuota referencial establecida para la respectiva FAP hasta el lunes 31 de octubre de 2022, según estableció la Ley Nº 1448.

En una conferencia de prensa, la autoridad puntualizó que esta medida gubernamental permitirá reactivar 53.290 Facilidades de Pago incumplidas por diferentes circunstancias.

Hace unas semanas atrás, la autoridad informó que la recaudación de Mercado Interno (MI) se elevó un 25,4% entre enero y junio de 2022, respecto del primer semestre del año pasado; es decir que hasta el sexto mes de la presente gestión ya se recaudó el 68,8% del total cobrado en 2021.

Por otro lado, el documento de la Fundación Jubileo señala que las limitadas recaudaciones de impuestos reflejan la compleja situación y necesidad de abordar ajustes.

Pasado el momento crítico de la crisis del coronavirus que se dio en el marco de un periodo de desaceleración económica, la situación actual muestra a un sector público que aún tiene limitaciones en la recaudación de tributos, por siete años consecutivos”, señala Jubileo.

Monasterio aseguró que se terminó los márgenes de maniobra del Gobierno, y más aún cuando el Presidente Luis Arce no tiene cintura para realizar algunos cambios para reactivar el sector económico, que está acechada por la coyuntura internacional de la desaceleración de la actividad económica.

Reformas y exportaciones

Las limitaciones de ingresos son, a su vez, un reflejo de la situación económica, que hace años demanda ajustes y reformas en el marco de preservar la estabilidad y la sostenibilidad, y en miras de una reactivación, señala el documento.

Por el momento, los precios de las materias primas en el mercado internacional, que pasan por un buen momento, permitió al país recibir importantes recursos y salir del déficit comercial que venía arrastrando los últimos años.

Se presentó superávit comercial a mayo de 2022 de 1.082 millones de dólares, esto es, 41% mayor al superávit de similar periodo de 2021. El incremento de los precios de los commodities por efectos de la Guerra de Rusia, en particular del gas, minerales y soja, arrojó un saldo positivo en valor en la balanza comercial; sin embargo, en volumen las exportaciones de la balanza comercial no crecieron sustantivamente, según el Monitor Macroeconómico de la Cámara Nacional de Industrias (CNI).

De acuerdo al documento de la CNI, desde el 2015 el país registró una balanza comercial negativa, con -920 millones; el 2016 fue la mayor con -1.305 millones de dólares; el 2017 bajó a -1.007 millones; el 2018 se redujo a -892 millones; el 2019 cayó a -891 millones; y el 2020, por la pandemia, la brecha se redujo a sólo -82 millones.

La caída de los precios de las materias primas afectó en los ingresos del país, ya que el valor del gas natural a Brasil y Argentina, no lograron recuperarse, y cayeron los recursos para las regiones productoras.

Distribución

Esas cifras negativas de la balanza comercial afectaron los ingresos del Gobierno, y por ende en la recaudación, lo que obligó a las autoridades nacionales a reducir los recursos de los subgobiernos, así como de las universidades.

En ese contexto, Jubileo señala que previo a este periodo de 2022, los recursos –principalmente provenientes del Impuesto Directo a los Hidrocarburos y las regalías- habían incrementado notablemente las disponibilidades del Estado durante más de una década, pero luego vino una caída significativa que, en perspectiva, no apunta a una recuperación.

Impuestos nacionales

Con excepción de los impuestos a la propiedad y transferencia de bienes inmuebles y vehículos automotores, que son recaudados por las municipalidades, y el impuesto a las herencias, que es recaudado por gobernaciones, todos los demás impuestos son recaudados por el nivel central, a través de entidades como el Servicio de Impuestos Nacionales y la Aduana Nacional.

Los principales impuestos nacionales son el Impuesto al Valor Agregado, Impuesto a las Transacciones, Impuesto a las Utilidades de las Empresas, el Gravamen Arancelario y el Impuesto a los Consumos Específicos.

Recaudación de tributos

La evolución de los ingresos tributarios recaudados por el nivel central, entre 2010 y 2021, y las previsiones del Presupuesto para 2022 muestra que el país no ha logrado recuperar a niveles de años anteriores.

En 2016 se registró una disminución y posteriormente un estancamiento hasta el año 2019, en el marco de la desaceleración de la economía, una vez que finalizó el periodo de bonanza.

En 2020, año de la crisis del covid, con la paralización de actividades y la implementación de determinadas medidas tributarias temporales en beneficio de los contribuyentes, las recaudaciones cayeron notablemente.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más