En 5 meses, en 7 cementerios hubo 4.276 entierros y cremaciones más que en 2019

11

Reportes de los cementerios ediles de siete ciudades capitales de Bolivia muestran que de marzo a julio de este año se realizaron 9.445 inhumaciones y cremaciones, 4.276 más que el mismo periodo de 2019, cuando se contabilizaron 5.169. Es decir, que los decesos registrados en estos campos santos se incrementaron en un 82%.

Según datos oficiales del Ministerio de Salud, hasta el 29 de julio la Covid-19 había cobrado la vida de 2.808 personas en todo el país; cifra que está muy por debajo de los inhumaciones y cremaciones registradas en los campos santos. Cabe aclarar que los datos recabados no contemplan los cementerios privados, clandestinos ni rurales.

El director para la región del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Luis Felipe López-Calva, dijo, en una entrevista con la BBC, que es importante comprender la “posible magnitud en la que se subestiman las muertes por Covid-19” para tener una imagen más precisa de la escala de la pandemia. Algo que es necesario para la toma de medidas.

López-Calva explicó que es posible hacer un cálculo aproximado de la situación real de las muertes por coronavirus basado en el exceso de la tasa de mortalidad. Este “exceso”, según la OMS, es el resultado de la diferencia entre el número real de decesos en general y el número esperado para ese momento si no hubiera habido una crisis.

Según datos de la Proyección de la población total e indicadores demográficos, 2012-2020 del INE, Bolivia cuenta con 11.633.371 habitantes, con una tasa bruta de mortalidad de 5,74%, es decir que hay 5,7 muertes por cada mil habitantes. Para este año se estimó 66.760 decesos en todo el país, lo que equivale a 183 defunciones diarias.

Tomando en cuenta este último dato, la proyección establece que, sin la crisis sanitaria, Bolivia debía tener una tasa diaria de 1,57 muertes por cada 100 mil habitantes.

Por ejemplo, en el municipio de La Paz que –según las proyecciones- tiene una población de 816.044 habitantes, al día deberían reportarse 13 fallecimientos. Solo en la sede de Gobierno, sin contar El Alto. En un lapso de cinco meses (150 días) debería haber alrededor de 1.922 muertes, que es una cifra cercana a las 1.897 inhumaciones reportadas por el Cementerio General paceño entre marzo y julio de 2019.

En lo que va de 2020 ya se reportaron 2.778 entierros y 346 cremaciones. Aunque es claro el incremento de muertes, cabe resaltar que en este registro no contempla cementerios privados o barriales y que el General también cubrió la demanda de otros municipios.

Al contar sólo con datos de cementerios de siete municipios no es posible realizar este ejercicio a nivel nacional y ni siquiera departamental. Para ello son necesarios datos oficiales del Servicio de Registro Civil (Serecí); éstos fueron solicitados por Página Siete sin obtener, empero, respuesta de la institución.

Asimismo, este medio hizo un rastreo de la mortalidad hospitalaria en el Sistema de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud y constató que aunque este indicador debe actualizarse semanalmente, solo hay datos cerrados hasta mayo.

Del 1 de marzo al 31 de mayo en los nosocomios públicos del país murieron 5.041 personas. Contrario a lo que se esperaba, en comparación a los años pasados esta cifra bajó en más de 1.500 casos (ver infografía). No hay datos de junio y julio. cuando subió la curva de contagios de Covid-19.

Sobre las muertes fuera de hospitales, el IDIF informó que del 1 de abril y el 19 de julio se levantaron 3.016 cuerpos de calles y casas. Estos corresponden a casos confirmados o sospechosos.

Falta de pruebas y de información

“Desde el 1 de abril hasta el 19 de julio el Instituto de Investigaciones Forenses hizo el reconocimiento médico-legal de 3.016 cadáveres extrahospitalarios. Son casos sospechosos y confirmados de Covid-19”, dijo el director del IDIF, Andrés Flores.

Con 1.338, Santa Cruz era la región con mayor cantidad de casos y le seguía Cochabamba con 1.023. Las cifras en el resto de los departamentos son mucho más bajas. Aún así el total supera por mucho al reporte oficial de Salud, que hasta la fecha cotejada por el IDIF registraba 2.151 muertes confirmadas por coronavirus (ver infografía).

Página Siete solicitó conocer el número de levantamientos extrahospitalarios en 2019, sin embargo, desde la unidad de comunicación de la Fiscalía General se negó el acceso. Tampoco se explicó si los datos del IDIF son tomados por los Sedes para alimentar los registros oficiales.

Sin embargo, se presume que al estar fuera del sistema de salud, esos decesos no son tomados en cuenta en las estadísticas. Esta es una de las causas para el subregistro.

Los datos de diferentes instituciones no están concentrados en un solo registro. Salud solo toma en cuenta los contagios y decesos confirmados por los Sedes, pese a que muchas personas pasan la enfermedad o mueren sin tener acceso a una prueba o sin recibir nunca los resultados.

Asimismo los cadáveres no son sometidos a tests debido a la falta de insumos y el tiempo en que tardan en ser sometidos a las pericias policiales.

Muertes sin pandemia

La Paz Según el censo de 2012, La Paz tiene 816.044 habitantes. En situación regular, sin crisis, al día se deberían reportar 13 fallecimientos pero en 5 meses son 1.922.
Oruro Con 302.643 habitantes proyectados, la capital de Oruro en cinco meses debería reportar 712 defunciones en situación regular. El municipio prevé instalar dos hornos crematorios adicionales.
Potosí Se estima que Potosí tiene alrededor de 220.260 habitantes. Sin la crisis, cada día debería reportar tres decesos. En cinco meses el acumulado debería ser 518. No hay datos oficiales de las inhumaciones.
Sucre Con una población de 295.476 estimados para 2020, la Capital -en un año sin adversidades- debería tener alrededor de 695 decesos. Aún no se han sobrepasado lo esperado pero ya falta espacio en el campo santo edil.
SCZ Los habitantes de la capital oriental ascienden a 1.722.480. Se prevé que las muertes diarias antes de la pandemia eran de 27 al día y en cinco meses deberían ascender a 4.056.
Tarija En la capital tarijeña la tasa de mortalidad bruta para sus 268.387 habitantes es de 1,57 por cada 100 mil. En cinco meses deberían ser 632 los difuntos. Aunque no han presentado problemas se prevé un nuevo cementerio.
CBBA En Cochabamba el número de fallecimientos estimados para los 724.126 habitantes, en cinco meses, es de 1.705. Datos del Serecí podrían verificar si se excedió o no los esperados.

Pagina Siete.