Arturo Murillo pide al Legislativo ponerse la mano al corazón, dejar el egoísmo y aprobar créditos para lucha contra el COVID-19

58

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, pidió este viernes a la Asamblea Legislativa, controlada por el MAS, ponerse la mano al corazón y dejar el egoísmo para aprobar los créditos internacionales que fueron solicitados por el Órgano Ejecutivo para enfrentar la pandemia del COVID-19 y sus efectos económicos.

«Yo les pido a los asambleístas pónganse la mano al corazón, han sido elegidos para ayudar al pueblo, no para torturar al pueblo, no es correcto lo que están haciendo», manifestó Murillo, en el acto de reinauguración de las oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto.

Agregó que, tras cuatro meses de pandemia en el país, ahora la mayor preocupación es el tema económico y aunque «todo el mundo» quiere apoyar a Bolivia, con créditos y donaciones para invertir en el sistema de salud y además generar posibles nuevos bonos, el Legislativo continúa en su postura de no viabilizar los préstamos.

«Yo le decía a la Presidenta (Jeanine Áñez) «usted debería ordenar que todos los sueldos de los asambleístas, que están ahí sin hacer nada y encima castigando al pueblo, (…) se reparta en bonos para el pueblo»; estoy seguro que todos apoyarían. Es una vergüenza lo que nos pasa con la Asamblea, yo creo todos debemos manifestarnos y decirles a los asambleístas que no sean egoístas, porque no todos tienen 20 mil bolivianos mensuales, que ganan todos los meses sin hacer nada en sus casas», remarcó la autoridad.

Las declaraciones de Murillo se registran luego que Cámara de Diputados aprobó, el miércoles, una declaración camaral que rechaza el Decreto aprobado por el Gobierno, que dispone la transferencia de los recursos del crédito del FMI por $us 327 millones.

Al respecto, el ministro de Desarrollo Productivo, Óscar Ortiz, ratificó ayer que ese crédito no tiene condiciones específicas y lamentó que de nuevo el MAS, en el Legislativo, haya bloqueado el acceso a ese préstamo, destinado a la lucha contra el coronavirus COVID-19.

Ante esa situación, Murillo manifestó su preocupación y cuestionó la labor de los legisladores, incluso, mencionó el pedido que hicieron algunos sectores de la población que exigen el cierre de la Asamblea. Pero «no podemos cerrarla porque sería antidemocrático», enfatizó.

«Nos duele muchísimo que no podamos acceder a más bonos y no podamos tener mejor salud. No entiendo cómo la gente que ha sido elegida por el pueblo, esos dos tercios que tiene el MAS en la Asamblea, no quiera aprobar las leyes para que venga platita al país y se reparta a todos (con bonos) y mejores condiciones de salud», lamentó el Ministro de Gobierno.

/EC/LM/ ABI