Dos acribillados por supuestos ilícitos

2

Durante las últimas horas, dos personas murieron por impacto de bala, ambos en vía pública y desde motocicletas, uno de los casos ocurrió en la población de San Matías, Santa Cruz, y el otro en Guayaramerín, región fronteriza con Brasil. De acuerdo con las primeras indagaciones se presume que sean actos de vendetta, informó el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

En el caso del oficial de Policía, identificado como Celier F. G, el hecho ocurrió frente al coliseo cerrado, en Villa 8 de Diciembre, cuando el teniente fue interceptado por una motocicleta hasta colocarlo contra la baranda de la acera donde recibió tres disparos de bala, según informaron medios locales desde esa región.

Imágenes del instante en que se produce el sangriento hecho, difundidas por las redes sociales, muestran el traslado del cuerpo de oficial a un mototaxi de color rojo, sangre en el suelo y el cuerpo de la víctima.

Testigos del hecho coincidieron en señalar que su esposa al pedir auxilio de la población, el cuerpo fue trasladado a un centro médico para que reciba atención médica en la esperanza de salvar la vida del teniente de Policía.

El policía víctimado, presuntamente, era investigado por otro hecho de asesinato ocurrido hace siete años en la misma población de Guayaramerín. Entretanto, el fiscal encargado del caso dijo que se desplegarán todas las acciones investigativas para dar con el paradero de los responsables, por lo que la Policía Boliviana destacó acciones en toda la región de frontera con Brasil.

Con relación al hecho de sangre ocurrido en la población de San Matías, los informes señalan que se trata del ciudadano identificado como Arnaldo Alexander Justiniano Daza, quien al momento de ser acribillado se encontraba en la plaza sentado en un banco junto con su hijastra.

Al respecto, el ministro de Gobierno Carlos Romero, en declaraciones públicas efectuadas ayer en Santa Cruz, afirmó que se trata de un caso, hipotéticamente, ajuste de cuentas.

El Diario.