Zavaleta tiene más responsabilidad que exjefes militares en caso golpe I

El abogado Eusebio Vera, que patrocina a dos exfejes militares imputados en el denominado caso golpe de Estado I, aseguró a EL DIARIO que el 10 de noviembre de 2019 el exministro de Defensa, Javier Zavaleta, estaba en las oficinas del Comando en Jefe y conocía la sugerencia de renuncia a Evo Morales, extremo que sería develado en la audiencia de inspección ocular seguida de reconstrucción de los hechos que el Ministerio Público dilata.
Vera que patrocina a los exjefes militares Gonzalo Jarjury y Jorge Terceros, manifestó que es fundamental que el Ministerio Público realice actuados investigativos para llegar a la verdad histórica, entre ellos la Inspección Técnica Ocular (ITO) seguida de reconstrucción de hechos, así como la declaración de las supuestas víctimas.

“Es importante realizar la reconstrucción de los hechos porque en esta audiencia se va a determinar si hubo deliberación o no, (…) estamos con la convicción de que nunca hubo deliberación en las Fuerzas Armadas (FFAA) porque esas acciones no son permitidas. Si los generales son responsables de la lectura del comunicado del 10 de noviembre de 2019, el señor Zavaleta tiene igual o más responsabilidad que los generales, bajo la tesis del Ministerio Público, porque él sí podía ordenar el arresto del general (William) Kaliman porque era su subordinado”, precisó.

HECHOS SIN ESCLARECER
En memorial presentado el pasado 28 de noviembre, Terceros y Jarjury recordaron que al haber transcurrido un año, 11 meses y más de 20 días desde el inicio del denominado caso golpe de Estado I, y un año, cuatro meses y más de 20 días de su detención preventiva, a la fecha el Ministerio Público no puede esclarecer los hechos que son objeto de investigación.
“Tomando en cuenta que en fecha 4 de julio de 2021, los representantes del Ministerio Público pidieron seis meses de detención nuestra, para realizar actos de investigación para esclarecer los hechos, existe inactividad investigativa en relación a los actos que ustedes mismos pidieron hacerlo en ese tiempo; nos parece que el presente caso ya no tiene sentido de investigación, no existe un objetivo esclarecedor y que se mantiene aperturado o vigente, solo con la clara intención de tenernos detenidos preventivos a todos nosotros. Esa situación arbitraria, será de conocimiento de organismos y entidades internacionales defensoras de Derechos Humanos, así como acudiremos a instancias internacionales, ya que no encontramos una administración de justicia independiente, imparcial, idónea, capaz, profesional y responsable en nuestro país, aunque ello signifique luchar muchos años de nuestras vidas”, se lee en parte del memorial al que EL DIARIO tuvo acceso.
Asimismo señalan que es “inexplicable, intolerable e incomprensible” que los fiscales continúen señalando que faltan actos investigativos en todas las audiencias de cese a la detención preventiva, extremo que pierde toda objetividad e imparcialidad.
“Seguir señalando que faltan actos investigativos en casi dos años de investigación (desde su inicio), en realidad nos faltan el respeto a todos; primero para sus propias autoridades, segundo para las partes que intervienen en el presente proceso y tercero para toda la población, la población boliviana tiene derecho a conocer la verdad de los hechos, ya que fue participe activo de todas las acciones realizadas desde el 20 de octubre hasta el 12 de noviembre de 2019 y por ello conocen todas la acciones ocurridas en ese tiempo”, advierten.
Aseguran que tienen la suficiente hidalguía para esclarecer la verdad histórica de los hechos, ya que en ningún momento se rompió la cadena de mando.
“Con mucho pundonor les reiteramos que en ningún momento se rompió la cadena de mando en las FFFAA, tal como refieren ustedes en la resolución de imputación formal; más al contrario, estamos en la facilidad y a la altura de demostrar que pese a que el expresidente Juan Evo Morales Ayma había decidido dimitir antes de la lectura del comunicado – de acuerdo a su propio libro ‘Volveremos y seremos millones’ -, de la sugerencia del excomandante en jefe, general Willams Carlos Kaliman Romero”, señalan.
Asimismo aseguran que las FFAA respaldaron hasta el último momento al gobierno legalmente constituido y brindaron toda la seguridad física necesaria a su investidura.
PUBLICIDAD

RESPALDO A MORALES
Los exjefes militares recuerdan que la noche del 10 y todo el 11 de noviembre, el expresidente se encontraba en instalaciones y bases militares entre ellos, el Hangar Presidencial, ubicada en interiores de la Primera Brigada Aérea de la ciudad de El Alto, luego fue trasladado al aeropuerto de Chimoré controlado por militares, hasta que el avión mexicano llegó y abandonó el espacio aéreo boliviano, aproximadamente a horas 23:00 del 11 de noviembre de 2019.
Aseguran que todas esas actividades fueron monitoreadas y supervisadas de manera personal y permanente por el exministro de Defensa Javier Eduardo Zavaleta López, quien renunció a su cargo públicamente a primera hora del día 12 de noviembre de 2019.

ZAVALETA
En el documento, los exjefes militares aseguran que en la reconstrucción de los hechos se descubrirá lo que realmente ocurrió y que Zavaleta estuvo en el lugar de los hechos y de acuerdo con todas las decisiones de Kaliman, previa coordinación con Morales.
“Es más (Zabaleta) estuvo de acuerdo con el comunicado que leyó el exgeneral, de lo contrario, sino hubiera estado de acuerdo, hubiera ordenado su arresto, no por deliberación, sino por insubordinación, pero no lo hizo. ¿Por qué?, porque estuvo de acuerdo con las determinaciones”, precisan.
Apuntan que nueve minutos antes de la renuncia de Morales, Zavaleta llegó a oficinas del Comando en Jefe de las FFAA, desde donde observó la transmisión del hecho sentado en el sillón de Kaliman.
“Surge la pregunta ¿por qué no está siendo investigado Zavaleta?, ¿si es tan responsable como el general Kaliman? Es más, estamos en la condición de decir y afirmar que es más responsable que el Gral. Kaliman; tomando en cuenta que el artículo 22 de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA) que establece que: ‘El Ministerio de Defensa Nacional es el Organismo Político y Administrativo de las Fuerzas Armadas. El Ministro de Defensa es el representante legal de la Institución Armada, ante los Poderes Públicos. Sus atribuciones y responsabilidades principales son: a) Participar como miembro del Alto Mando Militar, presidiéndolo en ausencia del Capitán General de las Fuerzas Armadas”, refiere el documento.
En ese marco aclaran que Zavaleta estaba al mando de las FFFAA, tomando en cuenta que, ese mando ejerció hasta los primeros minutos del día 12 de noviembre de 2019.
“El accionar y la conducta de Javier Zavaleta se encuadraría exactamente en los fundamentos esgrimidos en la falaz resolución de imputación formal en contra nuestra, por ello, la importancia de investigar al señor Zavaleta, aunque parezca contradictoria, empero, sus autoridades pusieron y colocaron las investigaciones en esa forma”, lamentan.
En ese contexto reiteran, por quinta vez, que se señale día y hora de audiencia de ITO seguida de reconstrucción en oficinas del Comando en Jefe de las FFAA, ubicado en la calle 9 de la zona de Obrajes de la ciudad de La Paz.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más