Equipo de ayuda sofoca tres de ocho focos de calor en Zongo

Dedido al apoyo coordinado entre bomberos, voluntarios, comunarios y funcionarios ediles, se logró sofocar tres de los ocho focos de calor en el sector de Monte Olivo, del macrodistrito paceño Zongo Trópico, donde un equipo multidisciplinario de más de 45 personas se trasladó para también prestar atención prehospitalaria y psicológica.
Se prevé enviar otro contingente de personal que irá a reforzar las labores de los Bomberos, bomberos voluntarios y del Grupo Especial de Emergencias Municipales (GAEM) con el fin de extinguir los incendios.
Para la labor, se estableció una base de operaciones en la población Monte Verde. “Hemos llegado toda la comisión interdisciplinaria de La Paz alrededor de las 6:00 (de ayer), estamos ya en Monte Verde; ya hemos llevado la reunión de coordinación juntamente con la Dirección de Atención de Emergencias, las diferentes secretarías, los comunarios y el Control Social de los sectores afectados”, informó la subalcaldesa de Zongo, Lenny Carvajal.
El director de Atención de Emergencias de la Secretaría Municipal de Gestión Integral de Emergencias (Smgir), Vladimir Vargas, señaló que el punto más complejo de calor está entre las localidades de Huaricunca y Monte Olivo por lo que un grupo de bomberos ingresa al sector por el lado de Caranavi, mientras que el personal municipal lo hace por Monte Olivo.
Ambulancias, camionetas y vagonetas con personal municipal y voluntarios, forman parte del primer grupo integrado por médicos, bomberos voluntarios, efectivos del Grupo de Atención de Emergencias (GAEM), con todo su equipamiento.
Carvajal explicó que los focos de calor se multiplicaron de uno que había el martes a ocho hasta el miércoles y señaló que los incendios forestales afectan a las comunidades de Monte Olivo, Buenos Aires, Villa Kanatatawi, Copalani, Huarikunka y Central Río Colorado, entre otras.
Las pérdidas, en ocho comunidades afectadas, aún no fueron cuantificadas. Suelos agrícolas y cultivos de plátano, plantas forestales, cítricos, cacao y piña, se extinguieron, hasta el miércoles se estimó que unas 300 hectáreas estarían afectadas.
Por otro lado, no se han producido lluvias todavía en el sector de Zongo Trópico y Caranavi “que lo necesitan”, salvo en el municipio de Guanay, donde la madrugada de ayer llovió y granizó por espacio de una hora generando algunos destrozos en ese municipio como la caída de techos y postes eléctricos, lo que causó cortes de energía eléctrica.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más