BCB rebaja tasas del encaje legal para aumentar liquidez en sistema financiero

El Banco Central de Bolivia (BCB) modificó el Reglamento de Encaje Legal con el objetivo de reforzar la liquidez del sistema financiero nacional y fortalecer el proceso de recuperación económica, que fue afectado por los fenómenos climáticos reciente, principalmente, por la interrupción de la actividad económica producto del paro cívico en el departamento de Santa Cruz, señala un comunicado de la entidad emisora.
Los economistas ya señalaron en su momento que el Gobierno absorbe los créditos del sistema financiero a través de la oferta de títulos, cuya situación reduce la oferta para el sector privado.
El Gobierno encara una ausencia de liquidez, una muestra de ello es la norma emitida, que establece que las utilidades de las empresas públicas pasen al Tesoro General del Estado, cuya situación fue rechazada, en especial por las empresas mineras de Huanuni y Colquiri, ya que reducía los espacios de inversión.
Sin embargo, mayor liquidez en el sistema financiero tampoco se garantiza que vaya al sector privado, puesto que el Gobierno requiere recursos para encarar obras, así como para destinarlos al gasto público.
Medida
«Esta medida consiste en disminuciones de las tasas de encaje legal en títulos en moneda nacional y en moneda extranjera, las cuales reforzarán los recursos con los que cuentan las Entidades de Intermediación Financiera (EIF) en el Fondo para Créditos destinados al Sector Productivo (Fondo CPRO)», señala el comunicado del BCB.
Explica que esos recursos adicionales podrán ser utilizados por las EIF para incrementar la liquidez y la cartera de créditos tanto en el sector productivo como en el de vivienda de interés social, manteniendo su ritmo de expansión, de esta forma, contribuir en el fortalecimiento de la recuperación económica del país.
En ese sentido, el Ente Emisor en cumplimiento a su mandato normativo, ejecuta dicha medida con el fin de reforzar la liquidez del sistema financiero, mantener el ritmo de crecimiento de la cartera de créditos, e impulsar el proceso de recuperación económica que fue afectado recientemente por fenómenos climáticos y también por el paro cívico en el departamento de Santa Cruz.
Crecimiento
El crecimiento de la economía nacional nuevamente enfrenta una desaceleración, que en 2020 registro una recesión de -8,7%. Hasta el 2019 Bolivia ya tenía cifras bajas, el 2021 el rebote estadístico logró alcanzar a 6,1%, mientras en 2022 nuevamente caerá, para el 2023 ya se anticipa un porcentaje menor del Producto Interno Bruto (PIB), de 4,8%, según el PGE 2023.
A pesar de que registra un aumento de los presupuestos, baja recursos para la inversión pública en más de 1.000 millones de dólares.
De acuerdo al presidente del Colegio de Economistas de Tarija, Fernando Romero, el Gobierno tomó el camino corto al reducir la inversión pública, pues necesita recursos para financiar su gestión del próximo año.
La falta de recursos se hace evidente, pues el PGE 2023 autoriza a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) vender sus flujos de caja futuros en el mercado de valores, para financiar sus inversiones, según Jaime Dunn, escrito en su twitter @JaimeDunn, el pasado 30 de noviembre.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más