México lindo y (Evo) querido (Reportaje)

10

Un mexicano se acercó al presidente boliviano Evo Morales y le extendió su diestra. «Un honor», le dijo al indígena boliviano que antes de sostenerle el saludo de mano, obsequió a la esposa del hombre, de unos 70 años, barbado, de sonrisa inolvidable y enfundado en traje sastre obscuro, un abrazo.

Morales se dirigía al Congreso de la Unión, donde a mediodía del sábado su ya ministrado colega Andrés Manuel López Obrador (AMLO, como le designan los medios mexicanos) se fajaba los símbolos del país de los originarios nathuales que al despuntar el siglo XIX Agustín de Iturbide expandió por la Mesoamérica y que el cura Hidalgo terminó de dar forma de nación y Estado.

Apenas pisó las alfombras del Congreso de la Unión, diputados y senadores del bicametral Legislativo mexicano, casi 650, se alzaron de sus curules para tributar un cerrado aplauso al líder indígena de Bolivia, cuyos rasgos de agradecimiento, expresados en inclinaciones reverenciales de tronco y movimientos de manos, quedaron cortos más aún después de que el coro de «Evo, Evo, Evo…» inundó los ambientes de triple piso y cielos enmaderados de aquel palacio en funciones desde 1824.

«Lo que el día de ayer ha sucedido es el reflejo del gran liderazgo y reconocimiento que tiene el presidente Morales en diferentes partes del mundo», trató de explicar, un día después, sin haberlo acaso digerido plenamente, este domingo, el canciller Diego Pary, en declaraciones telefónicas a la radio y televisión públicas.

Morales había comenzado su tarea temprano el sábado, con una entrevista periodística seguida de una reunión con el líder del Partido Laboralista del Reino Unido, Jeremy Corbyn.

Camino al Congreso, en el corazón del inconmensurable Distrito Federal, una de las urbes más pobladas del mundo y donde AMLO tomaba la tradicional ‘Protesta’, ante los ojos de presidentes, jefes de Estado y gobierno y autoridades regias de 20 países del mundo, entre otros del vecino EEUU, representado por la hija del presidente Donald Trump, Ivanka, el vicepresidente Mike Pence y el secretario de Energía, Rick Perry, Morales recibió muestras legítimas de afecto popular.

Otro de los momentos encumbrados de su legitimidad internacional fue cuando el flamante presidente mexicano presentó a Morales, como al resto de sus invitados, y precedió el honorífico título de Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, con el prefijo de «amigo».

Otra vez la asamblea estalló en vítores y volvió a retumbar el coro nacido del murmullo ‘Evo, Evo, Evo…..’

«El pueblo mexicano en cada paso que daba el presidente Morales lo abrazaba, le expresaba cariño, lo vitoreaba y eso también se ha podido ver dentro el mismo Congreso de la Unión en dos momentos muy importantes. El primer momento cuando el Presidente ingresa todos los diputados se levantan y vitorean ‘Evo, Evo, Evo ‘. Y cuando el Presidente Andrés Manuel López Obrador le dice de manera directa «amigo»», narró Pary a manera de preámbulo.

Antes de que el dirigente boliviano sienta en carne propia la calidez de la clase política de México, que entre 1920 (cuando cedió la mayor revolución agrarista de la historia de Latinoamérica tras una década conflagración) y 2018, (con un breve paréntesis entre 2006 y 201) gobernado por el conservador Partido Revolucionario Institucional (cuyo último exponente, Enrique Peña Nieto entregó los símbolos del poder, ayer nomás, al progresista AMLO) legisladores y civiles mexicanos esperaron turno para tomarse selfies con el indígena Morales.

Apenas cruzar el umbral del hemiciclo congresal mexicano, «ahí se levantan los diputados y empiezan a corear el nombre del Presidente. Fue motivo de orgullo boliviano cómo el pueblo mexicano lo ha recibido con aplausos, con abrazos, con mucho cariño, un cariño expresado en esa amistad que une a Bolivia y México», contó Pary.

Sin proponérselo, Morales recibió abrazos, saludos de mano y beso en calles camino al Congreso y en cuyos pasillos le sucedió exactamente lo mismo.

«La gente le ha expresado ese cariño de que el presidente Morales no solo representa a los indígenas de Bolivia sino representa a los pueblos indígenas de todo el mundo, representa a los sectores populares de Bolivia, Latinoamérica y todo el mundo», se explayó Pari al agitar el recuerdo de lo recientemente vivido en el país, también de Francisco Madero, Pancho Villa y Emiliano Zapata, de Mario Moreno Cantinflas, del charro de oro, como se conoce a Jorge Negrete, que le canta hasta de muerto a su ‘México lindo y querido»‘ y el ‘subcomandante Marcos'».

El periodista mexicano John M. Ackerman?, resaltó en su cuenta de Twitter que-«el líder extranjero más ovacionado hoy en el Congreso de la Unión durante #TomaDeProtesta @lopezobrador_ fue, sin la menor duda, @evoespueblo. Mañana, domingo 2, 19:00 horas podrás ver la entrevista in extenso que hicimos en @tvunam con el líder más exitoso de América Latina».

Apenas concluidos los actos de investidura de AMLO, Morales tomó el camino de retorno a Bolivia.

Temprano el domingo, el mandatario boliviano escribió un tuit de agradecimiento: «ayer participamos, a invitación del Hno. Pdte. Manuel @lopezobrador, en su posesión. ¡Qué cariño del pueblo mexicano! ¡Qué cariño del Congreso! Muy sorprendido. Es el reconocimiento a nuestro pueblo y al trabajo que realizamos para cambiar y mejorar nuestra querida #Bolivia».
Cc/ ABI