FmBolivia
Radio FmBolivia

Población paceña celebra tradición de Todos Santos

30

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La festividad tiene su origen en Bolivia y está dentro de las costumbres y celebraciones cristianas, indicó ayer el sacerdote Fray Juan Boca Angelino.

Señaló que Todos Santos es una tradición católica cristiana que conmemora a todos los hombres y mujeres que partieron a la otra vida y supieron comprender la vida en Cristo.

Cada 1 de noviembre –explicó– se conmemora a las personas que ya no están con nosotros. Es así que la festividad de Todos Santos enseña que al morir las personas van directamente al paraíso, ya que en su vida terrenal hicieron el bien de manera plena al prójimo.

“El evangelio nos instruye en las enseñanzas de Jesús, mencionando: felices los que ríen, lloran y derraman lagrimas por aquellos. Les aseguro que el reino de Dios ya está en ustedes”, dijo.

RECORDAR A LOS SANTOS

Es así que el 1 de noviembre, el calendario de la Iglesia Católica recuerda a los santos que durante todo el año no se lo hace, ya que dicha entidad tiene un día para cada santo durante toda la gestión.

Boca Angelino indicó que la sociedad ha tenido una confusión, ya que el 2 de Noviembre se celebra la conmemoración de todos los difuntos, donde se recuerda a todos los familiares y amigos. Es así que por la cercanía de las fechas ocurre la incertidumbre en la población.

La Iglesia Católica en Bolivia reconoce la conmemoración de todos los difuntos y en estas fechas los fieles llevan a la iglesia los retratos de sus familiares y amigos fallecidos para que se les dé misa.

PANES DE TODOS SANTOS

El pan en forma de escalera y caballo son los más usados para el armado de las mesas de Todos Santos. La costumbre local en esta jornada se hace para recibir a las “almas” de nuestros seres queridos, al mediodía de este 1 de noviembre; mañana se los despide, también al mediodía.

Ambas figuras tienen una connotación de creencia criolla, se dice que la escalera es para que los difuntos bajen del cielo a la tierra y luego retornen; mientras que el caballo sirve para que lleven todas las masitas y comidas que sus familiares prepararon y colocaron en la mesa, según el relato de Eugenia Ávila, una panificadora de la Asociación de Panificadores Artesanales de Integración y Ramas Afines (Apiara).

Es importante colocar la comida favorita del difunto, donde no puede faltar el ají de arveja, según la tradición boliviana.

En la mesa no deben faltar las frutas, dulces y diversidad de masitas que le gustaba en vida a la persona que se recuerda.

“El suspiro, bizcochuelo, la cruz, la escalera, t’antawawas, el maicillo, los dulces en forma de gallitos para que canten y despierten a las almas y empiecen a llegar el día primero también deben colocarse”, afirmó la artesana.

Según la tradición, la mesa de Todos Santos se arma el 1 de noviembre. Las almas de los difuntos llegan a mediodía para estar con sus familias por 24 horas al días siguiente retornan al cielo con las masitas y comida que les prepararon. La mesa además tiene flores y velas para acompañar a los difuntos en su permanencia en la tierra.

FERIAS

Eugenia Ávila es una de las panificadoras que participan de la denominada Feria del Pan que se instaló en el atrio de la iglesia La Merced. Además, hay otras tres ferias ubicadas en el atrio de la iglesia de San Francisco, plazas Mayor y Alonzo de Mendoza.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas