Hubo 25 atenciones en Hospital de Clínicas

3

Durante el pasado jueves de protestas, luego del cabildo se registraron 25 heridos en el Hospital de Clínicas, por enfrentamientos con la Policía, informó ayer el secretario general del Sindicato de Ramas Médicas Afines, Fernando Romero.

Señaló que no se puede precisar el número exacto de afectados por los enfrentamientos entre universitarios y la policía, ocurrido la noche del jueves. Esto se debe a que varios acudieron a centros privados. No obstante la mayoría de los casos acudieron al Hospital de Clínicas.

En La Paz la represión policial y la violencia ejercida por los adeptos del partidop en función de Gobierno, se registraron 36 personas heridas, entre las que ese encuentran 27 varones y nueve mujeres; entre los afectados se encuentra una persona adulta mayor, otra no identificada, un periodista, tres policías y 30 personas que no se encontraban en los grupos movilizados.

Romero indicó que los casos más relevantes fueron espasmos bronquiales, lo cual se debió a que las granadas de gas que usó la Policía fueron de triple acción, es decir que estos agentes producen el obstrucción de las vías respiratorias, ardor intenso en los ojos y severas nauseas que producen babeo abundante.

Indicó que en el caso de las personas que padecen de asma, esto produce una crisis asmática violenta y muy fuerte. Ya que la persona queda con mucha dificultad para respirar hasta siete minutos. Lo cual puede llegar a ser fatal, resaltó que la noche del conflicto no hubo nadie con la mencionada condición.

El resto de los casos son contusiones por golpes de las granadas y quemaduras en las manos de quienes intentaron devolver las granadas de gas arrojadas por la policía.

Romero indicó que el momento en que sucedió la gasificación estaba presente por inmediaciones del Obelisco y criticó el proceder de la Policía, que hizo uso de agente químicos siendo que muy cerca del lugar había gran afluencia de niños, por la noche de Halloween. Así mismo reprochó que las fuerzas del orden, una vez más permitieran que los mineros detonen dinamitas. Finalmente informó que hubo brigadas voluntarias de estudiantes de de medicina de distintas universidades, que auxiliaron a las personas afectadas por la gasificación.

Por su parte la Iglesia Católica en Bolivia hizo conocer su profunda preocupación por la creciente violencia que se instala las ciudades y regiones, “que se ha cobrado ya dos vidas de hermanos bolivianos”.

El Diario.