Fiscalía aprehende a tres policías del PAC por la muerte de Andrés Mamani

8

La Fiscalía Departamental de La Paz emitió este miércoles la aprehensión de tres efectivos policiales; dos subtenientes (Julio C.R.L y Carlos A.O.Z.), además del sargento Juan R.M.CH., todos de la Policía de Ayuda Ciudadana (PAC) de la zona Sur.

La medida fue ejecutada luego de la declaración informativa de los tres efectivos por el presunto delito de Homicidio y al encontrarse indicios de responsabilidad en la golpiza y posterior muerte de Andrés Mamani, quien compartía bebidas alcohólicas con un amigo en situación de calle el día de los hechos.

Según el cuaderno de investigación, el pasado 29 de agosto a la altura del Mercado 16 de Julio de la zona de Obrajes, la víctima se encontraba consumiendo bebidas alcohólicas con uno de sus amigos, cuando habrían llegado dos uniformados del PAC y les quitaron las bebidas que tomaban y los condujeron a un terreno baldío donde, presuntamente, los habrían agredido físicamente.

El Fiscal asignado al caso, Germán Loma, dijo que existen indicios de participación de los uniformados en el hecho que fue calificado por Homicidio, porque la autopsia revela que la causa de muerte fue por traumatismo abdominal, “shock séptico secundario a peritonitis por perforación intestinal traumática”, ya que presentaba múltiples lesiones a nivel del abdomen, tórax con fractura de costillas, brazos y piernas, además de una hemorragia a nivel del cráneo.

Cabe recordar que en días pasados el Director Nacional del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), Andrés Flores, dijo que según el relato del hermano de la víctima, Andrés Mamani, la víctima habría sufrido una agresión brutal por parte de los uniformados. Al día siguiente, en su domicilio, la víctima se encontraba mal de salud y fue tratado con remedios caseros hasta el 31 de agosto cuando vomitó sangre y fue trasladado inmediatamente al hospital, pero en el camino perdió la vida”, sostuvo Flores.

Flores, explicó en esa oportunidad que la autopsia reveló que fue una muerte violenta por golpes con objeto contundente animado por una fuerza vital, compatible con agresiones físicas con puños, puntapiés y objetos contundentes, es decir una agresión física brutal.