FmBolivia
Radio FmBolivia

Exembajador chileno plantea “reiniciar relaciones” con Bolivia

13

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El exembajador en misión especial ante la demanda marítima boliviana, Gabriel Gaspar, en un balance a un año del fallo de la Corte de La Haya por la demanda marítima, planteó que sería bueno “reiniciar” las relaciones diplomáticas con Bolivia porque como países vecinos tienen varios temas pendientes y similares para tratar, pero no se menciona el cumplimiento del Tratado de 1904. En tanto, en el país, el candidato Oscar Ortiz utilizó el tema para atacar y amenazar a Carlos Mesa.

“Es tiempo –y lo dije en una entrevista en La Paz– de que demos vuelta la hoja. Esto de darnos las espaldas no ha servido, sería mucho mejor que enfrentáramos yendo de menos a más y caminando con respeto mutuo. Sería muy bueno reiniciar relaciones”, dijo Gaspar en una entrevista al periódico El Mercurio de Chile.

El 1 de octubre de 2018, por doce votos a favor y tres en contra, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya falló en contra de las aspiraciones bolivianas, desmoronó los argumentos de la demanda marítima y dijo que Chile no contrajo la obligación jurídica de negociar un acceso soberano al océano Pacífico.

“La corte, por doce votos contra tres, concluye que la República de Chile no contrajo la obligación legal de negociar un acceso soberano al océano Pacífico para el Estado Plurinacional de Bolivia (…) y por consiguiente rechaza el resto de los alegatos finales presentados por el Estado Plurinacional de Bolivia”, señaló el presidente del tribunal, Abdulqawi Ahmed Yusuf.

El hecho fue celebrado por el Gobierno chileno que calificó como un triunfo contundente su defensa, en tanto, en Bolivia los anunciados festejos del Gobierno central se suspendieron, el gobierno del MAS no menciona el tema en su campaña electoral y asegura que Chile debe cumplir la demanda dialogando con Bolivia un acceso al mar. En el vecino país, archivaron el tema: «Desde el fallo hasta acá, el tema Chile ha quedado enterrado».

En ese marco, el exembajador chileno Gaspar, además de destacar la importancia en las relaciones entre vecinos, sugirió esperar el resultado de las elecciones generales en Bolivia para hablar de diálogo y también hacer un balance crítico de “por qué salieron algunas cosas mal”.

“Hay que esperar con tranquilidad el resultado del proceso electoral (del 20 de octubre), a lo mejor hay segunda vuelta, no llamaría a una gran expectativa. Lo que sí es importante es que es bueno que las relaciones nosotros las entendamos entre Estados, no la relación con el Presidente (Evo) Morales”, sostuvo Gascar.

En tanto, el excanciller chileno, Heraldo Muñoz, dijo que el fallo de La Haya “diluyó de manera muy significativa la aspiración marítima boliviana, podrán volver a plantearla, pero nunca con la fuerza de antes del fallo», según Emol.

No obstante, aseguró: “yo diría que si hay que entenderse con Bolivia y dialogar, pero no sobre la aspiración marítima, sino que sobre integración económica, cultural, planes conjuntos para mirar al mundo, sobre mejorar la fluidez del libre tránsito, de cómo controlar mejor el narcotráfico y tantas cosas que son de interés común”.

“Para eso se requiere conversar y eso hay que hacer. Yo soy partidario de la integración entre Chile y Bolivia, siempre y cuando se respete irrestrictamente los tratados y no se hable del tema marítimo, porque ese tema divide y que ya fue zanjado por la Corte. Pero si dialogar sobre todo lo demás”, afirmó.

En Bolivia, varios políticos hablaron del tema, por ejemplo, el líder de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, quien advirtió en Twitter de que “la derrota no puede ser ocultada” y se preguntó “quién responde” un año después.

El expresidente boliviano Jaime Paz Zamora criticó en la misma red social que “a un año del desastre nacional de La Haya, hecho que en cualquier parte del mundo habría ocasionado la renuncia de los responsables, en Bolivia los 2 principales son candidatos a la Presidencia”, en referencia a Evo Morales y Carlos Mesa.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, candidato a la reelección por el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), “en la ONU sigue llorando ante Chile”, lamentó Paz Zamora.

Morales reclamó hace una semana a Naciones Unidas que vigile el cumplimiento del fallo para que “ambos pueblos sigamos negociando de buena fe”, al argumentar que la corte les insta al diálogo.

El también expresidente Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana, el mejor situado según las encuestas para hacer frente a Morales y que fue portavoz de Bolivia en La Haya, no aludió durante esta jornada a la polémica.

VULNERACIONES AL TRATADO DE 1904

Según datos de la Cancillería boliviana, las vulneraciones al Tratado de 1904 datan desde 1932 cuando Bolivia enfrentaba una contienda bélica con Paraguay: La Guerra del Chaco (1932 – 1935).

En esa época, Chile impidió la internación de armas para Bolivia por puertos de chilenos. A la fecha, son 87 años de denuncias de incumplimientos a dicho tratado internacional.

En 1952, el Gobierno chileno embargó miles de toneladas de estaño boliviano para la exportación, ante la sola gestión del magnate minero Simón Patiño.

En 1997 se prohibió el acopio y transporte de minerales de plomo en el Puerto de Antofagasta.

En 2004, Chile privatizó unilateralmente los puertos de Arica y Antofagasta, pretendiendo obligar a Bolivia a someterse a intereses de concesionarios privados y vulnerando los derechos del país comprometidos en el Tratado de 1904.

El 7 de septiembre de 2012, el Gobierno de Chile exigió la “Libreta de tripulante” a los conductores bolivianos que transportan carga de ultramar.

El 20 de septiembre de 2012, una huelga de los trabajadores chilenos de la empresa Antofagasta, en la terminal internacional Puerto de Antofagasta, ocasionó grandes pérdidas obstaculizando el libre tránsito.

El 30 de octubre de 2012 hubo restricción unilateral del ingreso a territorio chileno de varios vehículos de transporte de alto tonelaje, con año de fabricación inferior a modelos del año 2000.

El 28 de noviembre de 2012 se exigió permisos ocasionales y permisos complementarios, a transportistas bolivianos, también se decomisó de licencias de conducir.

El 31 de diciembre de 2012 hubo una imposición unilateral de revisiones técnicas de vehículos de transporte pesado ocasionando grandes filas y perjuicios.

El 14 de enero de 2013, los vehículos de carga pesada internacional bolivianos no pudieron pasar tranquilamente por el paso fronterizo de Chungará.

El 17 de abril de 2013, carabineros chilenos confiscaron, unilateralmente, las licencias de conducir de los transportistas más parqueados.

En abril de 2013, otro paro de actividad en el Puerto de Iquique (alrededor de 21 días) perjudicó el comercio exterior boliviano.

El 14, 15, 19 y entre el 25 al 30 de noviembre de 2013, hubo paro de la Asociación Nacional de Funcionarios de la Aduana de Chile.

Del 6 al 28 de enero de 2014, paro laboral portuario en el Puerto de Iquique, con graves impactos económicos negativos al comercio exterior.

Asimismo, se debe recordar que en 2016 también se registraron paros de los trabajadores de la Aduana chilena, lo cual provocó que los vehículos estén por semanas en la carretera soportando el fuerte frío.

En 2017, 2018 y 2019 la historia se repitió con varios paros de los trabajadores aduanero de Chile que perjudica a la economía boliviana, la salud de los transportistas y –según las autoridades bolivianas- vulnerando el Tratado de 1904.

Después de un nuevo conflicto, ayer, la Cámara Nacional de Comercio informó que el comercio exterior boliviano sufrió una pérdida de $us 140 millones de dólares, por los 15 días que duró el conflicto en la Terminal Puerto Arica (TPA) y que impidió el despacho de carga a Bolivia.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas