Entre risas y caídas, botargas y payasos “corrieron en serio”

3

Sorpresita llegó media hora de la competencia. Vestida de color rosa y con una cabellera plateada, no pudo pasar desapercibida antes los ojos de decenas de ciudadanos que observaban emocionados la primera carrera de botargas, que se realizó ayer en La Paz, en el marco del Día del Peatón y del Ciclista en Defensa de la Madre Tierra.

Mientras corrían y enfrentaban varios obstáculos para llegar a la meta, el señor Increíble, Mike Wazowski, Paquito, La galleta de jengibre, Elmo, el oso Brosso y Alvin, entre otros personajes animados, conquistaron aplausos y sonrisas de los asistentes.
Algunos de los participantes no pudieron pasar los obstáculos.

La competencia se realizó desde las 11:00, en inmediaciones de la avenida Mariscal Santa Cruz y plaza del Obelisco.

En un costado del inicio de la pista de carrera, decenas de payasos se alistaban para correr. “Me animé a correr y hacer un poco de deporte. Ha sido una experiencia muy linda”, dijo la payasa Sorpresita que forma parte de la Asociación de Artistas del Mundo Infantil.
Algunos competidores se animaron a saltar.

“Estamos tomando la competencia bien en serio, nuestros compañeros vinieron a ganar y a divertir a la gente”, contó un poco agitado el payaso Chanita, doctor de la risa. Y así los payasitos y las botargas dieron color al Día del Peatón.

Antes del inicio de la carrera, el alcalde Luis Revilla participó en la inauguración de las actividades y destacó al municipio paceño por el cumplimiento de la Ley Nacional del Día del Peatón y del Ciclista que ordena a los gobiernos ediles a organizar actividades cada primer domingo de septiembre.
La payasita Sorpresita conquistó aplausos del público.

No todas las actividades se concentraron en el centro paceño, en otros puntos de la urbe varios vecinos aprovecharon la jornada dominical para dar un paseo en familia. Muchos además acudieron a los parques municipales y las plazas, también tomaron las vías para jugar fútbol y vóleibol, entre otras actividades deportivas.

Participar en una carrera de botargas no es nada fácil. Marco Mamani, quien se disfrazó de una galleta de jengibre, contó que es difícil correr con un traje y una máscara porque no se puede ver muy bien. “Ha sido muy difícil pasar los obstáculos. Pero la adrenalina, me ayudó a continuar y llegar a la meta”, aseguró. “Mi esposa y mi hijo me animaron a participar en la competencia”, añadió.
Los payasos, los más aplaudidos de la carrera.

Los ganadores de la competencia fueron Daniel Espinoza (disfraces livianos), Héctor Mamani (Disfraces pesados), Wilfredo Martínez (Categoría payasitos).

Mientras las botargas y payasitos corrían sin descanso, a unas cuadras, otros ciudadanos optaron por practicar zumba y aprender a bailar varios ritmos.

Pagina Siete.