FmBolivia
Radio FmBolivia

Reportan 8 niñas embarazadas en sólo 2 meses en Cochabamba

5

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

En siete comunidades de Cochabamba, ocho niñas quedaron embarazadas a causa de violaciones en menos de dos meses. Una de las víctimas tiene nueve años; otra de 12 fue violada por tres hombres; y otras dos -de 13 y 15- fueron vejadas por sus propios familiares.

“En menos de dos meses hemos intervenido en ocho casos de niñas embarazadas en Cochabamba y seguimos encontrando más casos”, informó a Página Siete el representante de la Defensoría del Pueblo en Cochabamba, Nelson Cox.

Las denuncias se registraron en los municipios de Tolata, Cercado, Tiquipaya, Sacaba, Arque, Palca y Totora. Las víctimas tienen entre nueve y 15 años.

De los ocho casos, cinco de los agresores guardan detención preventiva en cárceles de Cochabamba. De las otras tres vejaciones, los autores aún no fueron encontrados. Se sabe que uno escapó al exterior del país.

En el primer caso, la víctima tiene nueve años y fue sometida a una interrupción legal del embarazo. La violación ocurrió en Sacaba.

Según especialistas, los embarazos infantiles son siempre consecuencia de un abuso. Las víctimas viven un drama añadido a la violación por el incumplimiento de protocolos y la falta de atención oportuna.

“Nunca se cumplen los plazos porque la justicia es lenta. Los servicios de salud son inaccesibles y las familias (de las víctimas) tienen miedo”, sostuvo la activista Sonia Montaño.

La Sentencia Constitucional 0206/2014 establece que en Bolivia se puede recurrir a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) si la gestación es producto de una violación o si la vida de la mujer está en riesgo. Esta solicitud se debe realizar a un centro de salud público o privado, presentando únicamente la copia de la denuncia del abuso sexual.

En estos casos, el procedimiento técnico para la prestación de servicios de salud en el marco de la Sentencia Constitucional Plurinacional 0206/2014, aprobado en 2015, garantiza que la ILE se realice “dentro de las 24 horas de haberse realizado la solicitud de la paciente”.

Víctima de violación grupal

El más reciente caso que atendió la Defensoría del Pueblo es el de una niña de 13 años, oriunda de la comunidad de Palca del municipio de Sacaba. “Lamentablemente, el año pasado ha sido vejada sexualmente por tres agresores, dos adultos y un adolescente”, informó el Defensor.

En este caso, la Defensoría de la Niñez de ese municipio no cumplió el procedimiento para la interrupción legal del embarazo y la víctima fue obligada a dar a luz. “No sabemos por qué, nadie hizo seguimiento. Nos alarma que el Ministerio Público no se haya encargado de un proceso penal contra los múltiples agresores de la niña”, sostuvo Cox.

La víctima , debido a su corta edad, tuvo un parto después de sólo seis meses de gestación. El bebé prematuro murió a las horas de nacido, a causa de desnutrición crónica, según determinó la posterior necropsia .

Fue entonces que la comunidad se enteró del delito y presentó una denuncia. “Seguiremos este caso. No permitiremos que los agresores queden impunes”, añadió el Defensor.

Agredida dos veces

La Defensoría del Pueblo investiga el caso de una niña de 12 años, procedente del municipio de Totora, que estuvo embarazada en dos ocasiones de acuerdo con el historial médico del hospital materno de Cochabamba.

“Aún estamos investigando este hecho, aparentemente hubo una agresión previa -dijo Cox- Estamos pidiendo un informe a la Defensoría de la Niñez de ese municipio”, añadió.

La víctima tenía 17 semanas de gestación y se procedió a la interrupción legal del embarazo en un hospital de Cochabamba. Ahora ya regresó a Totora. La denuncia de la vejación sexual fue presentada por la mamá de la víctima. El agresor es un tío cercano que escapó a Argentina.

Drama de una niña pastora

Cuando María (nombre ficticio) de 13 años pastaba sus ovejas y vacas, dos hombres en una motocicleta aparecieron y la violaron en una comunidad del municipio de Arque. Por miedo, la niña guardó silencio y no contó que fue víctima de vejación.

Meses después, la pequeña sufrió convulsiones y fue trasladada por su tío al centro de salud Benigno Sánchez , del municipio de Quillacollo, pero por la complejidad de su estado de salud fue derivada al Hospital Materno Infantil Germán Urquidi de Cochabamba. Allí sus familiares se enteraron que la niña estaba embarazada de 31 semanas.

El viernes, la pequeña fue internada de urgencia en este nosocomio, donde a través de una cesárea dio a luz a un bebé muerto. Luego de la intervención, la niña fue derivada a la unidad de terapia intensiva.

Según la Defensoría del Pueblo en Cochabamba, María salió el jueves de terapia intensiva y se encuentra físicamente estable. La pequeña contó que había sido agredida por los motociclistas desconocidos.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas