Mecanización del agro potenció rendimiento de cultivos y mejoró la calidad de vida de los bolivianos

6

La mecanización del agro, que impulsa el Gobierno a través de la ejecución del Programa Apoyo Directo para la Creación de Iniciativas Agroalimentarias Rurales (CRIAR), potenció el rendimiento de los cultivos y mejoró la calidad de vida de miles de productores de los nueve departamentos del país.

En Bolivia, de 2012 hasta la fecha, con la entrega de maquinaria agrícola a los pequeños productores, sus ingresos subieron 10 veces más, según datos oficiales.

«Porque les preguntamos cuánto de plata ganabas en tu producción y dicen 500 bolivianos y ahora con esta tecnología se ha hecho la mejora y cuánto gana 3.000, 4.000 a 5.000 bolivianos», explicó el coordinador del CRIAR II, Gróver Obando.

Dijo que antes de 2006, en los denominados gobiernos neoliberales, en las áreas productivas del campo «no había este tipo de ayuda», ni mucho menos la ejecución de proyectos para incentivar el sector agropecuario.

«Vamos a los municipios, netamente las autoridades dicen: Pero esto es un logro de Dios, nunca a este tipo de comunidades llegaba este tipo de ayuda. Ahora llega a las comunidades que más necesitamos, porque sabemos muy bien que la gente del campo a veces es de pocos recursos económicos», explico.

Informó que, con ese programa, el Gobierno apoyó a los productores con una inversión de 113 millones de dólares para la dotación de 51.566 máquinas, entre motobombas con sistema de riego por aspersión y goteo, molinos de cereales y multipropósito, desmalezadoras, seleccionadoras de papa, cosechadoras e invernaderos.

Por otra parte, el Gobierno benefició desde 2006 a más de 2,4 millones de productores con la entrega de más de 1,1 millones de títulos ejecutoriales y con el saneamiento de 87,1 millones de hectáreas de tierras, según el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

La propiedad para el sector campesino subió de 30 a 57%, mientras para el sector empresarial descendió de 68 a 9,8%.

Las mujeres, en los últimos 13 años lograron acceder al 45% de propiedad de las tierras tituladas, en apego a la filosofía de igualdad y equidad de género, frente al 10% que tenía acceso a la tierra en el periodo 1992 y 2005.

A partir de 2007, el Gobierno decidió ejecutar el Programa Emprendimientos Organizados para el Desarrollo Rural Autogestionario (Empoderar) para ejecutar proyectos productivos con al menos 1.400 millones de bolivianos, orientados a disminuir la extrema pobreza de más de 115.000 familias productoras del área rural, con mayor índice vulnerabilidad y bajos recursos.

Mientras en 2001, implementó el Seguro Agrario, que en ocho años de vigencia entregó 107 millones de bolivianos de indemnización a pequeños productores del país que perdieron sus cultivos por desastres naturales, confirmó el director del Instituto Nacional de Seguro Agrario (INSA), Erick Murillo.

Dijo que, en los años de vigencia del seguro agrario, se constató que los productores invierten 70% de la indemnización en la compra de insumos entre, semillas, fertilizantes, abonos y otros para reactivar su producción agrícola.

Mientras, 25% de esos recursos se utiliza en alimento para la familia, para seguir trabajando en el campo, y 5% se destina para salud, trasporte o insumos para la casa, como calaminas y ladrillos que «benefician a la familia agricultora».

«El impacto lo medimos en ese sentido, hemos tenido una reactivación importante de la producción pensamos que con los recursos indemnizados se han motivado y se han aportado a la producción de casi 300.000 hectáreas, hablando en términos generales aproximadamente más de 6.000 toneladas de producción de alimentos», subrayó Murillo.

asc/rsl ABI