Alerta amarilla por incendios forestales

3

De acuerdo con la Ley N° 602 de Gestión de Riesgos, la Gobernación de Santa Cruz declaró alerta amarilla por incendio Forestales, debido a que se ha iniciado el período crítico de ocurrencias de incendios forestales, ya que las condiciones climáticas contribuyen a la propagación de los mismos, informó la secretaria de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asin.

“Recomendamos a la población que tomen los recaudos correspondientes para evitar que se registren quemas, porque están pueden derivar en incendios de gran magnitud”, expresó Asin, al manifestar que lo que se busca al emitir la alerta es generar conciencia de la situación en que se encuentra el departamento y alertar a los municipios de San José de Chiquitos, San Rafael, San Miguel, San Ignacio, San Matías, Puerto Suárez, Concepción, Pailón, Cuatro Cañadas, Charagua y San Julián, del riesgo en que se encuentran debido a que son los que tienen mayor probabilidad de ocurrencia de incendios.

En estos momentos, el 70 % del departamento se encuentra en una situación de riesgo extremo de incendios forestales, ya que durante el mes de julio se registraron 2.858 focos de quemas y se atendieron 57 emergencias por incendios forestales y hoy se registran 68 focos de quemas en todo el departamento.

MONITOREO

La coordinadora del Programa Contra Incendios Forestales de la Gobernación, Yuvenka Rosado, dijo que nos encontramos dentro de la época crítica de los incendios forestales, entre julio y septiembre, por lo que se monitorea de forma permanente la geografía departamental, a fin de detectar las emergencias.

Según publicación de El Deber, los municipios más afectados por las quemas están alertados, en San José de Chiquitos, por ejemplo, combaten un incendio forestal en la localidad de Taperas, situada a 39 kilómetros de la capital josesana en el camino a Roboré.

El fuego se reactivó después de haber sido apagado hace dos semanas, indicó Otmar Fernando Ave, bombero municipal de San José, quien dijo que las brigadas partieron ayer por la tarde a Taperas para mitigar las llamas, después de recargar fuerzas que emplearon el martes en sofocar otro incendio en la zona de Ipiá.

“Sospechamos que estos incendios fueron provocados por la gente que circula por la carretera. Muchas veces botan colillas de cigarro encendidas y el fuego se propaga lentamente hasta criar cuerpo en el monte”, señaló Ave.

El impacto de estos incendios ya se percibe en la atmósfera, pues el velo del humo fue evidente en algunas áreas de la Chiquitania, en la zona norte y en la capital cruceña.

El Diario.