Preocupación por supuesta presencia de roedores en hospital Boliviano Holandés

La omisión a una solución directa al problema de la supuesta presencia de roedores en el hospital Boliviano Holandés, sería un atentado a la salud de la población, según el concejal Cristian Estévez de la comisión de Género Generacional, del legislativo alteño.

Luego de una inspección efectuada el pasado lunes en este hospital a denuncia de los representantes de control social sobre la presencia de roedores en los ambientes de este nosocomio, hasta la fecha solo se ha efectuado una fumigación que según el concejal Estévez, no es suficiente por la delicadeza del caso.

«Es una pena que a raíz de este problema que es muy delicado por la importancia de la salud tanto de los pacientes de este hospital como los mismos visitantes por eso debe realizarse con otro tipo de equipos especiales y un químico que elimine toda posibilidad de una nueva presencia de estos roedores, pero lamentablemente no se está procediendo de esta manera, es por eso nuestra preocupación», señaló el concejal Estévez.

Para el efecto se tiene previsto emitir una minuta de comunicación ante la secretaria de salud para que sea la instancia la que deba tomar las medidas del caso pero de forma inmediata por tratarse de la salud de la población tanto interna del hospital como los mismos visitantes y el personal de este nosocomio caso contrario si existiría una omisión sería un atentado contra la salud pública.

Estévez, aclaró que su instancia ya cumplió con la inspección y la fiscalización al tema a pesar de que el secretario de salud habría mencionado que en este hospital no existen roedores.

«Sobre estas aseveraciones por parte de la autoridad, nosotros contamos con documentos que nos fueron proporcionados por el control social y las reuniones que hemos tenido con los representantes de zoonosis del mismo municipio de El Alto, se ha podido constatar que hay la presencia de roedores en el hospital Boliviano Holandés», aseveró la autoridad del legislativo.

La autoridad advirtió que no se debe esperar que exista un afectado a la salud de los pacientes o la población visitante o los mismos funcionarios del nosocomio que todavía no está descartada, pero que de darse esta situación obligaría a los afectados a realizar un proceso en este caso al secretario de salud del municipio o el director de dicho hospital.

De acuerdo con la autoridad del legislativo, señaló que para una eliminación total de roedores en este nosocomio, en el momento el municipio no cuenta con la posibilidad económica como para garantizar la contratación de un especialista que utilice un químico para estos casos, por lo que solo se avocaron a suministrar el BIORAT que solo es un veneno, pero que no garantiza la eliminación total de este problema.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más