Encarcelan a uniformados imputados por presunta liberación de colombiano

Los dos uniformados que estaban a cargo del control del retén en Montero, por donde presuntamente salió el colombiano implicado por el triple asesinato en el municipio de Porongo en Santa Cruz, fueron enviados con detención preventiva, por 90 días, imputados por concusión. En tanto desde la Policía se anunció que pedirán la extradición del ciudadano extranjero.

El fiscal departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca, informó ayer que los sargentos de Policía, Rolando M. L. e Israel S. C., son con probabilidad autores del delito de concusión, tras presuntamente cobrar 2.600 dólares americanos al colombiano John Walter T. H, para dejarlo pasar un control policial en el Puesto Méndez del municipio de Montero. El colombiano era buscado por la justicia por estar involucrado en el asesinato de dos policías y un voluntario del Grupo de Apoyo Civil a la Policía (Gacip) en el municipio de Porongo.

“Durante la audiencia, la Fiscalía presentó los indicios suficientes en contra de los imputados, entre ellos el informe policial, acta de secuestro de cámaras de seguridad, declaraciones testificales y otros elementos que fueron valorados por la autoridad jurisdiccional que determinó la detención preventiva”, dijo Mariaca.

Según la relación de los hechos, que involucra a los dos efectivos policiales, el 23 de junio John Walter T. H., llegó hasta la tranca de control policial de Puesto Méndez en el municipio de Montero, donde presuntamente ambos policías lo increparon por su nacionalidad colombiana y le preguntaron si era narcotraficante, extremo que fue negado por el interrogado a quien le habrían pedido la suma de 2.600 dólares, según la declaración de testigos; sin embargo, el colombiano indicó que se le pidió la suma de 6.000 dólares para dejarlo pasar.

El Ministerio Público inició la investigación de oficio el 29 de junio, toda vez que se conoció, a través de medios de comunicación y redes sociales, un vídeo donde el colombiano John Walter relata cómo salió del país y que los policías le quitaron dinero y su celular.

EXTRADICIÓN

Por otro lado, el comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, Erick Olguín, manifestó que la Policía pedirá la extradición del colombiano por ser sospechoso en el triple asesinato de uniformados.

“Hasta el momento no existe (prueba), seguramente, para que el fiscal pueda sustentar una acusación contra él, pero nosotros como policías vamos a generar lo necesario para que en su momento le demos una notificación roja y pedimos a Colombia la extradición del mismo, pero es un proceso que vamos a seguir dentro la investigación”, dijo Olguín en entrevista con Unitel.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más