Caso Nallar: Tibuadiza tiene procesos por narco y homicidio; pedirán su extradición

El colombiano John Walter Tibuadiza Hernández, sindicado como uno de los posibles autores del asesinato de tres policías en Porongo, el 21 de junio, tiene antecedentes por microtráfico de drogas y “homicidio agravado”, según datos de la Fiscalía de Colombia. El extranjero aseguró que es inocente, sin embargo, el comandante departamental de la Policía, Erick Holguín, anunció que pedirán su extradición.

De acuerdo con un reporte de la Fiscalía de Colombia, el 3 de diciembre de 2020, 15 personas fueron “judicializadas” por “múltiples homicidios” cometidos en la localidad denominada Meta.

“Por solicitud de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Seccional Meta fueron emitidas medidas de aseguramiento contra 13 hombres y dos mujeres, como presuntos responsables de la muerte de seis personas, en hechos ocurridos en Villavicencio”, señala la parte inicial del comunicado.

La Fiscalía colombiana precisó que los involucrados pertenecen a dos grupos delincuenciales, “Los Marios” y “Los Paisas”. Tibuadiza operaba en este último, según el reporte.

“Los Paisas” fueron acusados de la muerte del abogado Óscar Augusto Poveda Estrada y de provocar heridas al ciudadano John Harry Bolívar Sierra.

Esos hechos se registraron en marzo y abril de 2018, en establecimientos públicos de la capital del Meta, donde las víctimas fueron atacadas con disparos de arma de fuego.

“La Fiscalía imputó cargos contra cuatro personas como presuntos responsables de los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo con porte ilegal de armas agravado en concurso heterogéneo con utilización de menores. Uno más será investigado por los delitos de cohecho impropio en concurso con favorecimiento. Ninguno aceptó los hechos endilgados”, señaló la Fiscalía de Colombia.

Porongo

El 21 de junio, en la comunidad Los Cuchis, en el municipio de Porongo, dos sargentos y un policía voluntario del Gacip fueron asesinados con 12 disparos de armas de fuego. Se presume que los autores del hecho son los guardaespaldas de Misael Nallar Vivieros, yerno del narco sentenciado en Brasil Einar Lima Lobo.

Según las investigaciones preliminares, los asesinos usaron balas de uso militar calibre 7.62 y 5.56. El móvil del crimen sería un altercado que los policías tuvieron con Nallar, quien había organizado una competencia ilegal de Teryx en esa zona, lo que generó protesta de vecinos. Los sargentos intervinieron el evento, pero fueron agredidos, por lo que procedieron a la gasificación de Nallar, quien junto al grupo de sus amigos se retiraron del lugar.

Minutos después, según el testimonio del subteniente Eduardo Céspedes, dos hombres vestidos con chalecos verdes dispararon a los tres policías que estaban al interior de una camioneta policial. La noche del 22 de junio, el general Jhonny Aguilera señaló que uno de los autores del asesinato era el colombiano John Tibuadiza.

Sin embargo, a las 5:00 de ese mismo día, Tibuadiza fue liberado por dos policías que realizaban el control en Montero, Santa Cruz. El colombiano, por medio de una conferencia virtual con la red Unitel, afirmó que los dos policías le robaron sus celulares y le sustrajeron 6.000 dólares y aseguró que ya se encontraba en su país. Además, admitió que estuvo preso en su país por microtráfico de drogas.

Dudas sobre su fuga

El exministro de Gobierno Carlos Romero puso en duda la versión de Tibuadiza y sobre su salida del país. Afirmó que por los antecedentes del extranjero y los detalles de cómo fueron ejecutados los tres policías, en Porongo, se presume de la participación de una organización criminal que actuó con premeditación y planificación.

Asimismo, Tibuadiza señaló que no conoce a Misael Nallar, pero admitió que estuvo en la zona Los Cuchis el día del crimen, aunque en un horario distinto al de los asesinatos.

Dijo que llegó a Bolivia de forma ilegal por Desaguadero -población fronteriza con Perú- 10 días antes del crimen; el motivo de su incursión era la búsqueda de trabajo en el rubro inmobiliario.

En Santa Cruz, el extranjero presuntamente fungía como una especie de intermediario en el alquiler de fincas. En ese sentido, dijo que el 21 de junio estuvo en Los Cuchis inspeccionando cinco propiedades, recorrió la zona con un vehículo alquilado, que fue -según el colombiano- “confundido” con el que fue usado por los sicarios que mataron a los policías.

El comandante de Santa Cruz, Erick Holguín, cuestionó la versión del colombiano y subrayó que el hecho de haber abandonado el vehículo alquilado y fugar de forma tan repentina del país dejaba un margen de sospecha, por lo que luego de reunir pruebas solicitarán su extradición.

Dos policías fueron encarcelados por permitir la fuga de Tibuadiza

La fiscal Mirtha Mejía informó ayer que dos policías que eran parte del “Puesto Méndez”, en el municipio cruceño de Montero, fueron detenidos preventivamente por 90 días en el penal de Palmasola, sindicados de permitir la fuga de John Tibuadiza, uno de los sospechosos del asesinato de tres de sus camaradas en Porongo el 21 de junio. Ambos se declararon inocentes, pero fueron imputados por concusión.

Mejía indicó que testigos del hecho, cuyos testimonios figuran en la imputación, indicaron que los dos policías despojaron al colombiano de 2.600 dólares y no 6.000, como señaló Tibuadiza. El hecho se registró un día después de los asesinatos de tres efectivos, cuando ya se había activado el “Plan Z”, que alertaba dar con los autores del crimen.

La fiscal señaló que los videos de las cámaras de vigilancia del puesto de control revelan que los dos policías sí intervinieron el auto en el que viajaba Tibuadiza. Sin embargo, las imágenes no permiten corroborar el supuesto robo de dinero y celulares.

La jueza primero de Instrucción Anticorrupción, Albania Chané Caballero Saavedra, dispuso que los efectivos sean enviados a la cárcel por la probabilidad de autoría, los riesgos procesales de fuga y obstaculización en las investigaciones; sin embargo, ellos sostienen su inocencia.

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más