Aseguran que el Chapare se convirtió en “tierra de nadie”

Ante el hallazgo de tres cadáveres con disparos por arma de fuego en la localidad de Ivirgarzama del trópico de Cochabamba, parlamentarios de oposición advierten que la zona del Chapare se ha convertido en “tierra de nadie” y estos hechos demuestran que en el país no existe una lucha frontal y directa contra el narcotráfico.

A tiempo de lamentar los reportes sobre estos tres nuevos decesos en extrañas circunstancias, el diputado por Comunidad Ciudadana, Alberto Astorga, sostuvo que por las características del crimen, todo lleva a pensar que se trata de un “ajuste de cuentas” hechos que se viven con frecuencia en países cuya presencia del narcotráfico y otras actividades ilícitas ya rebasó el control de sus autoridades.

“Esto ya me parece que son ajustes de cuentas, lamentablemente Bolivia va camino a convertirse en otro México o en otra Colombia, donde el narcotráfico está a la cabeza de todo”, afirmó el legislador.

Por la violencia con la que actuaron los autores de este delito y las constantes denuncias sobre la presencia del narcotráfico en la zona del trópico cochabambino, el parlamentario señaló que este territorio ya se convirtió en tierra de nadie, donde las autoridades no pueden hacerle frente al crimen organizado.

“El Chapare se ha convertido en tierra de nadie, eso es lo lamentable. La policía no investiga, y en ese contexto, está ocurriendo todos estos hechos que enlutan al pueblo boliviano”, manifestó Astorga responsabilizando al partido de Gobierno por supuestos vínculos con el narcotráfico que impiden a la actual administración el encarar una lucha frontal y directa contra esta actividad ilícita.

Desde la agrupación Creemos, el diputado Carlos Arrien, lamentó una presencia desbordada del narcotráfico en el país y aseguró que estas actividades tiene como epicentro la región del Chapare, misma que por el crecimiento de sus operaciones se ha ido extendiendo hacia otras regiones del territorio patrio, expandiendo así la violencia de sus actos.

“Lamentablemente en Bolivia tenemos un narco Estado que además cuenta con su propio su cártel, el Cártel del Chapare, que desde hace tiempo está cobrando vidas de los bolivianos y sus tentáculos criminales se han extendido hacia Santa Cruz”, manifestó el parlamentario supraestatal a través de sus redes sociales.

Anteriormente, la senadora Centa Rek, jefa de bancada de Creemos en el Senado, recordó que las denuncias por la penetración del narcotráfico en altas esferas del Gobierno y de la policía no son novedosas, ya que en febrero 2011, el excomandante antidrogas de Bolivia, René Sanabria, fue detenido y acusado de formar parte de una banda criminal que envió 144 kilos de cocaína hacia los Estados Unidos, situación que fue denunciada al entonces presidente Evo Morales.

En esa ocasión, de manera oportuna la bancada de la entonces Convergencia Nacional remitió al Presidente del Estado, un “sobre cerrado conteniendo toda la información que se recibió por el Senado, para que su Autoridad la evalúe, analice y a partir de esta pueda llevar adelante una verdadera investigación para establecer la responsabilidad correspondiente”.

Rek aseguró que la preocupación por la expansión del narcotráfico y las actividades ilícitas ligadas a este delito estaban ya presentes en la gestión 2010-2015, circunstancia en la que senadores entregaron en Palacio de Gobierno un dossier confidencial con información importante con respecto al grado de permeabilidad que había tanto en las instituciones del orden, la Policía, así como en esferas de Gobierno al “auspiciar o patrocinar actividades”, señaló Rek.

Puntualizó que la respuesta del Gobierno, en esa oportunidad firmada por el entonces ministro de la Presidencia, Oscar Coca, fue señalar que se trataba de fotocopias simples y si se aseguraba la existencia de algún elemento que merezca investigación penal, era deber denunciarlo y ratificar esta denuncia ante el Ministerio Público.

“Si queríamos algún tipo de investigación o queríamos hacer algún tipo de sindicación a personas supuestamente ligadas a este ilícito, que lo hiciéramos entablando juicios penales”, rememoró la legisladora.

Ante esa perspectiva, Rek indicó que en esa época, como ahora, el gobierno del MAS ha utilizado la persecución política contra la oposición como un “modus operandi” o cortina de humo para invisibilizar la penetración del narcotráfico en las instituciones del Estado, generando distorsiones sobre la situación política de cada momento.

La jornada pasada, se reportó el hallazgo de tres cuerpos apilados en la maletera y asiento trasero de un vehículo Toyota Probox color blanco, abandonado en la comunidad de Ayopaya, del municipio cochabambino de Ivirgarzama, según denunciaron vecinos del lugar.

Los primeros informes señalaron que los tres cuerpos encontrados presentaban señales de haber sido ejecutados mediante el uso de arma de fuego. Testigos relataron que el vehículo se encontraba rociado de gasolina, posiblemente con la intensión ser incinerado.

Desde el Gobierno se anunció sobre la identificación del supuesto principal sospechoso del triple asesinato. “Tenemos una comisión multipropósito que se ha desplegado a este municipio”, detalló el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo.

FUente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más