FmBolivia
Radio FmBolivia

En puertas nuevos negocios que apuntan a bajar volúmenes

4

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

En este mes de julio se cumplen 20 años de exportación de gas a Brasil, un proyecto que demoró 25 años en consolidarse, y ahora llega a su fin, pero en puertas se vislumbran negocios con empresas privadas con menos volúmenes y con una fuerte competencia del LNG (Liquid Gas Natural) y menos producción.

En su blog, Mauricio Medinaceli señala que el 1º de Julio de 1999 el gas boliviano es enviado al Brasil. «Gas boliviano llegó a Brasil» titularía el periódico El Diario. «El negocio del sigloÂ… tras 25 años de negociaciones», titulaba La Razón.

«25 años de trabajo. 5 presidentes bolivianos. Cientos de profesionales bolivianos. Hicieron realidad ese sueño», apuntó al hacer un recuento del proceso que tuvo que pasar para llegar a la exportación.

Mientras tanto, Carlos Miranda, ingeniero petrolero y analista energético, en su artículo de opinión ¿Terminó la era de suministrar gas a Brasil?, señala que el primer pie cúbico de gas natural boliviano pasó la estación de medición del Mutún y se internó en Brasil.

“Ese fue el primero de los casi siete millones de millones de pies cúbicos (7,0 TCF) que YPFB acordó vender a Petrobras en 20 años. Así se inició la más grande operación internacional de compra y venta de gas natural en Latinoamérica y el más grande contrato de exportación de un recurso natural de nuestro país, que fenece este año», apuntó.

Toda la exportación se realizó por un gasoducto que tiene una longitud de 3.150 km: 557 en Bolivia y 2.593 en Brasil, la compra y venta de gas ha sido satisfactoria para ambos países y los ha influenciado fuertemente, acotó.

Explica que el mercado brasileño de gas natural reaccionó con mucho más entusiasmo, y por ello Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y Petrobras ampliaron los volúmenes y acortaron los plazos de entrega del contrato, que originalmente tenía un tope de 24MMm3/después de 12 años de aumentos paulatinos se convirtió en un contrato con un tope de 30MMm3/d, después del quinto año de operación.

“Esas ampliaciones aumentaron los ingresos por concepto de venta. Durante todo el contrato la facturación anual fue de 2.000 a 3.000 millones de dólares, siendo el ingreso más importante del presupuesto nacional. Si a partir de fin de año no se contaría con estos fondos, los efectos serían demoledores en la economía nacional”, apunta.

Aunque el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, anunció en declaraciones anteriores, que el mismo se extendería hasta más del 2020, ya que todavía se debe entregar volúmenes pendientes.

Asimismo, informó que se negocia con empresas privadas del Brasil, y ya se firmó acuerdos de intenciones, para proveer gas natural al mercado del Estado de Mato Grosso, y a regiones vecinas.

En declaraciones anteriores a El Diario, el analista del sector de hidrocarburos, Hugo del Granado, lamento que hasta ahora no se conozca la deuda que tiene Bolivia con Brasil o viceversa.

PROBLEMAS DE LOS MERCADOS

Argentina junto a Brasil son los principales mercados para el gas boliviano, sin embargo el primero ya bajó el volumen aun precio fijo, y la base de un valor mayor en base al LNG, lo que repercute en menores ingresos, como analizó Fitch Ratings.

Mientras tanto, Brasil puede seguir el mismo camino, de bajar el volumen y fijar un precio menor. Los analistas observan que en todos los acuerdos de intenciones no se habla de precios, y con Perú no será la diferencia, ya que también buscan gas competitivo.

Entretanto, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, a pesar del bajón del volumen de compra de gas por parte de Argentina y Brasil, señaló el pasado fin de semana que otros rubros van creciendo, pero que toman sus previsiones, y junto a Estados Unidos, pueden influir en la economía nacional.

El consumo de gas natural en los 20 años subió de menos de 1 MMm3/d a los actuales 15 MMm3/d, con una tasa del 4 % de crecimiento. En Brasil se incrementó de 1,5 MMm3/d a los actuales 70 MMm3/d. El vecino país se abastece por producción nacional en tierra firme, importación de Bolivia y de ultramar que recibe como GNL.

El gasoducto Bolivia-Brasil atraviesa los estados de Matto Grosso de Sur, Sao Paulo, Paraná, Santa Catarina y Río Grande do Sur, pasando por 135 municipios.

Los dos países que estaban ligados por un contrato de compra y venta están llegando al final del mismo, sin ninguna solución al respecto. Una solución podría ser que Bolivia y Brasil suscriban un contrato por tan sólo 15 MMm3/d por los próximos 10 años.

FUENTE: Carlos Miranda

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas