FmBolivia
Radio FmBolivia

En un mes, organizaciones pidieron donación de 23.430 libras de coca incautada

50

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

En menos de un mes, organizaciones sociales pidieron al Viceministerio de Coca la donación de al menos 23.430 libras (10,6 toneladas o 468,6 taques) de coca incautada. Aunque la norma señala que hay un límite de 50 libras (un taque) para la cesión de la hoja, las solicitudes son de hasta 600 libras, lo que equivale a 12 taques.

“El Viceministerio de Coca donaba lo incautado a dirigentes del MAS en cantidades superiores a las establecidas en la Resolución Ministerial 350. Cuando estaba como presidente de Adepcoca, ya habíamos hecho una denuncia formal de este tema ante la instancia correspondiente, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras. Lamentablemente, la denuncia no prosperó porque cuando la responsable admitía las donaciones irregulares fue retirada”, indicó el exdirigente cocalero, Armin Lluta.

Página Siete accedió a un registro de 143 solicitudes y descargos de donación de coca secuestrada, realizadas entre el 21 de diciembre de 2020 y el 11 de enero de 2021. Del total de registros, sólo 26 son de descargo por la coca recibida. Los 117 restantes son peticiones de donación de la hoja, dirigidas al entonces viceministro Rolando Canceno.

De las 117 solicitudes, 91 pidieron -en total- la donación de 23.430 libras, en peticiones de entre 200 a 600 libras. Las 26 restantes no especificaron la cantidad requerida.

Entre las organizaciones sociales que piden el beneficio están cooperativas mineras, comunidades, juntas vecinales, federaciones de transportistas, consejos de la juventud o de amautas y yatiris. También están las diferentes ramificaciones de las federaciones Bartolina Sisa, Tupaj Katari o de los interculturales, además de Adepcoca, asociaciones de productores de la hoja y la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Si bien gran parte de los peticionarios son de diferentes organizaciones sociales, hay al menos nueve personas que hacen hasta cinco solicitudes (en dicho espacio de tiempo). En algunos casos a nombre de diferentes organizaciones sociales.

En los registros no figura si las peticiones fueron aceptadas y si se entregó esa cantidad de coca. Página Siete solicitó a la unidad de comunicación del Viceministerio de Coca información sobre las donaciones. Hasta el cierre de esta nota no hubo respuesta.

“El tema es preocupante. Porque cuando hicimos la denuncia se entregaba 150, 300 o hasta 600 libras. El destino no eran las asambleas, en muchos casos iban a dar a los mercados ilegales. Un caso muy claro es el último, en el que se encontró ocho taques (400 libras) de coca donada en el mercado de Urujara”, observó Lluta.

Dicha donación estaba autorizada en una sola solicitud. Tenía 350 libras adicionales al límite establecido por la norma.

¿Qué dice la norma?

La normativa boliviana especifica que la hoja de coca decomisada e incautada sólo puede tener tres destinos: la investigación e industrialización, la incineración y la donación para eventos de cohesión social y otros que tengan como fin su revalorización. En todos los casos es el viceministro de Coca la persona responsable de autorizar la disposición del producto y verificar el destino del mismo.

El artículo 38, del Capítulo VIII del Reglamento de requisitos y procedimientos aplicable a productores, productores al detalle, comerciantes al detalle, empresas de industrialización e instituciones de investigación de coca, establece que los beneficiarios de las donaciones pueden ser: organizaciones sociales, universidades, entidades públicas y entidades territoriales autónomas. No se contempla a los privados.

El artículo 39, que en el caso de los eventos de cohesión social o revalorización se podrá autorizar “hasta un máximo de 50 libras, dependiendo de la dimensión del evento y la disponibilidad de hoja de coca decomisada”.

Mientras que el caso de la coca para investigación, la cantidad será acorde al proyecto. En ambos casos, “de manera excepcional”, el viceministro podrá autorizar la donación por encima de los límites establecidos.

Pese a ello, las donaciones son mayores. Como prueba están al menos dos agradecimientos por la donación de 150 libras cada una. Una de las beneficiarias es una cooperativa minera que apenas hace su descargo, solicita otras 250 libras.

Solicitudes de hasta 600 libras de la hoja
Llojlla El exviceministro de Coca Wilfredo Llojlla solicitó -en dos semanas- 600 libras. Presentó en tres solicitudes para diferentes organizaciones de La Asunta.
600 Cuatro comunidades agrarias alejadas solicitaron donaciones de 600 libras cada una. La misma cantidad fue pedida por la Organización Interprovincial Juvenil de Oruro.
Transportistas El Sindicato de Transportes Señor de Mayo solicitó 500 libras.
Cocaleros Diferentes regionales y asociaciones de productores de coca -como Adepcoca, Conalproc, Arcopcoca, entre otros- hicieron 14 pedidos, por un total de 3.700 libras.
Akullico Otras entidades estatales también solicitaron coca para el día del akullico.

Donaciones para la Asamblea Legislativa
En dos semanas, dos diputados y una funcionaria de la Asamblea Legislativa realizaron tres solicitudes de donación de coca. Ninguno especificó la cantidad solicitada.

Una de las peticionarias fue la diputada Francisca Quispe Mamani, que hizo la solicitud el 24 de diciembre de 2020. No hay una nota de descargo, pero sí una hoja de ruta, no se conoce si recibió la donación.

El otro diputado solicitante es Freddy Velásquez, denunciado por el Ministerio de Gobierno por presuntamente favorecer el transporte de hoja coca a zonas rojas, donde se produce droga. No especifica la cantidad.

La autoridad aseguró que las acusaciones en su contra son “una vil mentira” y que se presentará a declarar ante el Ministerio Público las veces que sean necesarias.

Según el ministro de Gobierno, hay un informe de Inteligencia que corrobora estos hechos. Se mencionó que no solo habría presionado a las autoridades para dejar pasar una carga de coca, sino que en 2021 habría logrado la devolución de coca incautada.

Los informes también indican que hubo un tráfico de carpetas. Se presume que el diputado tenía acceso a las carpetas de los productores suspendidos, para sustituirlos.

“Yo comercializaba la hoja de coca al sector de Oruro y ahora ya no puedo hacerlo. Han afectado a mi familia para que yo me calle. Hasta el día de hoy no puedo comercializar mi coca, tampoco mi esposa”, denunció Lluta.

¿Cuánta coca se secuestra y cuánta de ésta es donada?
Según el informe “Monitoreo de Cultivos de Coca 2020, Bolivia” de la Undoc, en el país se secuestraron 309 toneladas métricas de hoja de coca. La cifra advierte un decremento del 4%, en comparación con lo decomisado en 2019, cuando alcanzó las 322 toneladas. Aún no se dieron a conocer las cifras para 2021.

Esta coca es decomisada en los diferentes operativos. Esta es llevada a los depósitos del Digcoin, dependiente del Viceministerio de Coca. Ahí se dispone su destino.

“Cuando yo estaba en Adepcoca, en el puesto de La Rinconada quitaban la coca a los que tenían mi carnet. Sólo la de los afiliados a la Adepcoca paralela, afín al MAS, podían circular. Esa coca quitada a los productores iba a los dirigentes”, reclamó Lluta.

Lastimosamente, no hay datos públicos de los destinos de la coca secuestrada o qué porcentaje fue donado. Las rendiciones de cuentas del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras y del Viceministerio de Coca tampoco contemplan estos detalles.

El único dato está en las cifras de industrialización. Según el Viceministerio de Coca, en 2021, 71 toneladas de coca fueron transformadas en distintos productos.

El 56% correspondía a coca decomisada. Ésta fue convertida en abono bajo convenio con Unibol Aymara, Unibol Quechua y la Universidad Pública de El Alto. El volumen fue superior con respecto a 2020.

Sobre los cultivos
El último informe de la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Undoc) sugirió acelerar las tareas de erradicación de cultivos y de control para evitar su expansión.

ONU El informe del organismo internacional reportó un aumento del 15% de plantaciones de coca en 2020. Pasaron de 25.500 hectáreas en 2019 a 29.400. Las cifras de 2021 aún no publicaron.

Bolivia El Gobierno boliviano se comprometió a retomar sus “estándares de calidad” en el control de los cultivos. Responsabilizaron de la situación al gobierno transitorio.

Origen 18.302 hectáreas, el 62% se encuentra en la zona subtropical de los Yungas de La Paz, otras 10.606 hectáreas están en el trópico de Cochabamba y 510 se hallan en el norte paceño.

Áreas De las 22 áreas protegidas en el país, seis fueron “afectadas” por los cultivos de coca en 2020. El Parque Nacional Carrasco es el que presentó mayor incremento, alcanzando 163 hectáreas.

Baja A partir de 2011 se registró una “tendencia decreciente” de la superficie cultivada, hasta alcanzar 20.200 hectáreas en 2015, mientras que desde 2016 hubo una “variación” hasta el incremento en 2020.

Ilegal La Undoc también reflejó que entre 2011 y 2015, la superficie de cultivos ilegales que fueron destruidos estuvo por encima de las 10.000 hectáreas, “lo que contribuyó a la disminución neta y control”.
Página Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas