Ciudadanía repudia actitud arbitraria de transportistas

12

La ciudadanía que a diario debe realizar sus actividades en el centro paceño se queja por el caos vehicular, además de la contaminación auditiva que originan los choferes del transporte público.

En un sondeo de opinión hecho por EL DIARIO, la población expresó su malestar por los “embotellamientos” que originan los choferes del transporte público, el abuso del uso de la bocina, además de la ausencia de agentes de parada de Tránsito.

Pocos son choferes que recogen a los pasajeros en las esquinas o las paradas ya establecidas en todo el centro paceño, lo que genera el caos vehicular en el centro paceño sobre todo en las denominadas horas pico. Si a eso se suma la ausencia de los agentes de parada de Tránsito y la mala educación vial de los pasajeros y peatones, el problema es mucho más complejo.

Y es que en La Paz utilizar un transporte público e incluso particular en horas pico pone en aprietos a miles de pasajeros que deben llegar a hora a su destino todos los días.

La saturación del parque automotor reduce el tamaño de las calles y avenidas más si se toma en cuenta las paradas que realizan los camiones de las cadenas de comida rápida, tal como se advierte todos los días en el paseo de El Prado, la Camacho y muchas otras calles del centro paceño.

CAUSAS

En un recorrido hecho por EL DIARIO, se pudo ver que las causas del congestionamiento vehicular se deben al estacionamiento de autos en avenidas de dos vías que impiden la fluidez del transporte y la parada de algunos micros, trufis, taxitrufis y taxis para recoger y dejar pasajeros en las esquinas.

Ante la falta de espacio, en el segundo o tercer carril en las avenidas Mariscal Santa Cruz, 16 de Julio, El Prado, la Camacho, y muchas otras el micro debe parar en la misma vía del recorrido obstaculizando el paso de los vehículos que están detrás.

SONDEO

Hernán Telles:

«Lo que he notado es la ausencia de agentes de Tránsito y la Guardia Municipal de Tránsito, deberían enviar personal adecuado para ejercer el control del tráfico».

Amparo Beltrán:

«Debería haber un carril para los colectivos, otro para los minibuses y el tercero para los autos particulares, pero en esta ciudad los choferes del transporte públicos son dueños de las calles».

Jorge Paz:

«Los choferes de los minibuses originan todo esto, mire cómo corren y se meten a cualquier carril, para el colmo no hay ni un agente de tránsito que controle este caos».

El Diario.