Por conflictos y falta de recursos, El Alto cumple 35 años sin grandes obras

69

Este viernes 6 de marzo, El Alto cumplirá 35 años de vida, sin grandes obras; pues, debido a los conflictos sociales y falta de recursos esas entregas se retrasaron. El gobierno municipal promete culminar sus Jach’a proyectos antes de que termine su gestión.

“Esperamos por parte del gobierno municipal y también del central que, como usualmente se hace, entreguen obras y también inicien otras en la ciudad de El Alto”, señaló el concejal Juanito Angulo (MAS).

Lamentó que no se vivan los festejos de la urbe alteña con las entregas del campo ferial y del distribuidor de la Ceja, como estaba previsto en coordinación con el anterior Gobierno nacional dirigido por el MAS. Apuntó que hay varias construcciones para entregar como el hospital oncológico, el centro de investigación nuclear y módulos educativos.

Para el concejal Javier Tarqui (Sol.Bo), una obra de impacto debe tener carácter social e influir en el desarrollo de las personas. Implica -sostiene- un presupuesto considerable y un diseño técnico especial.

Las Jach’a Obras de Chapetón

Las Jach’a Obras, explicó el concejal Tarqui, se proyectaron para entregarse en plazos de más de dos años. En cada gestión se invierte más presupuesto en miras a su conclusión.

Destacó que durante la gestión de la alcaldesa Soledad Chapetón hay obras más visibles para la población. “Están la Estación de Bomberos, hay un distribuidor entre las avenidas Hernani y Santa Fe. Además, hay obras en ejecución, como la terminal metropolitana, la Jach’a Uta (Casa grande)”, apuntó el concejal.

Mencionó otras obras de menor visibilidad, como avenidas y pavimentación. Además, identificó otros trabajos que no cumplieron, pese a que en el programa edil se propusieron hospitales y pasos a desnivel.

“Nos hemos dado cuenta de que no tenían un diagnóstico real de El Alto para hacer las propuestas de Jach’a Obras. Al parecer han sobredimensionado”, aseveró. Observó que debieron haberse hecho estudios sobre recursos.

Tarqui reconoció que el hecho que el Gobierno nacional haya sido del MAS y el municipal de Unidad Nacional (UN) afectó a la gestión de Chapetón. “La confrontación entre esos niveles dificultó, porque el nacional le cerró presupuesto al municipal”, dijo.

Al igual que el concejal Juanito Angulo, destacó que en los pasados cinco años, el Gobierno -que era del MAS- realizó obras de impacto en la urbe.
El Jach’a Uta fue entregado provisionalmente en enero.
Foto: GAMEA

La terminal “más grande”

Uno de los proyectos más esperados es construido por la Alcaldía en el Distrito 2. Allí se emplaza “la terminal más grande del país”. Más de 200 obreros trabajan para terminar la obra que debió entregarse a finales de 2019. Sin embargo, por los conflictos y reajustes del diseño, se retrasó.

Se prevé su entrega provisional para el 23 de marzo. Es una edificación sobre 115 mil metros cuadrados y significó una inversión de 254 millones de bolivianos.

El secretario de Planificación e Infraestructura Urbana, Hugo Zubieta, explicó que la terminal es una obra proyectada en pasadas gestiones municipales, que debía efectuarse en unos 600 días, pero que ya va por los 1.200.

Está ubicada en la zona Villa Bolívar B. Actualmente se efectúa la ultima etapa de construcción, los parqueos y la obra fina.

“No se ha podido avanzar porque hemos tenido problemas en octubre. Con los bloqueos no nos llegaban los materiales. Luego, empeoró la situación y la gente ya no podía ingresar al sector para trabajar”, contó Zubieta.

Otro gran proyecto que debía continuarse en la gestión de Chapetón es la casa municipal, Jach’a Uta, que fue entregada provisionalmente en enero pero aún no se usa porque falta la entrega definitiva. El municipio todavía usa espacios alquilados.

“Se van a entregar las Jach’a Obras. Se está acabando la avenida Néstor Galindo, la Integración, la Terminal y el Jach’a Uta”, aseguró el secretario municipal.

Por conflictos políticos, en El Alto sólo se hicieron enlosetados

“Las obras se concentraron en el enlosetado, cementado de calles y obras de infraestructura, sin beneficio prioritario para la población”, observó el antropólogo y conductor del programa Curva del diablo en la radio UPEA, Víctor Pinto.

Coincide con el concejal Tarqui en que la disputa política afectó el flujo de inversión pública en la joven ciudad.

Señaló que las obras de cemento y pavimento son sólo de continuidad. En algunos casos, aún no se concluyeron.

“Un reto urgente que no se enfrentó fue el ordenamiento vial y del comercio informal en la Ceja. La ausencia o mínima inversión en la cultura llegó al punto de descuidar incluso sitios arqueológicos”, lamentó.

Respecto a la reducción del presupuesto para El Alto, los vecinos reclaman que se trató de compensar esta carencia “cargando la cuenta” a la población por medio del cobro de impuestos pasados.

Una estación de bomberos y avenidas en 5 años

En cinco años de la gestión municipal de Soledad Chapetón se entregó a El Alto una estación de bomberos, se construyó la jardinera central de la avenida Cívica, conocida como El Prado alteño y se pavimentaron 11 avenidas principales. Éstas constituyen las 14 Jach’a Obras concluidas, de las 20 que había ofrecido la Alcaldesa.

Cuando Chapetón era candidata, en 2015, prometió que su gestión estaría enfocada en mejorar la seguridad ciudadana y que tendría grandes construcciones. “Tenemos en un segundo pilar en nuestro programa las Jach’a Obras. La ciudad de El Alto necesita obras de impacto”, aseveró. La inversión para esos 20 proyectos fue de 737.884.144 bolivianos.

La Estación de Bomberos significó una inversión de 14.059.484 bolivianos. Fue concluida el 12 de enero de 2018, está ubicada en el distrito 4. “El Prado alteño”, ubicado en entre las avenidas del Policía y Obelisco, se entregó el 24 de agosto de 2016 y costó 17.445.365,77 bolivianos. Otra gran construcción es la Jach’a Uta (Alcaldía).

“Se hizo la entrega provisional el 27 de enero. La definitiva será en el mes de mayo, aún está en la parte de observaciones”, informó el secretario municipal de Planificación e Infraestructura Urbana, Hugo Zubieta.

De las 20 Jach’a Obras, la gran mayoría son pavimentos rígidos. “Entre ellas está el de la avenida Alcoche, el asfalto flexible de la avenida María Pinto, Ojos del Salado y 23 de Marzo. También tuvimos el distribuidor vehicular de la avenida Hernani-Santa Fe avenida Costanera”, apuntó.

Adelantó que para el mes aniversario se está concluyendo la avenida Néstor Galindo. Esa obra significó una inversión de 13.559.037,93 bolivianos y se prevé entregarla el 20 de marzo, según la Alcaldía.

Consultado sobre por qué el gobierno municipal considera a una avenida una obra de impacto, Zubieta recalcó que “las personas necesitan llegar a su casa o al trabajo lo más rápido posible. Así estamos ayudando a los vecinos para llegar a sus hogares y tener mejor seguridad”, aseveró.

Como aspecto positivo de la gestión edil, el concejal Javier Tarqui (Sol.Bo) destacó que se destinó mayor presupuesto para seguridad y temas sociales.

“Se trabajó en la asistencia social. El municipio sí ha hecho inversión en la Defensoría, para temas de adolescencia y niñez; además, se destinó presupuesto a la seguridad. Somos uno de los municipios que supera las 1.000 cámaras de seguridad instaladas y se controló el consumo de bebidas alcohólicas”, destacó.

Para este año el presupuesto destinado al municipio alteño es de 1.633 millones de bolivianos. El secretario municipal de Gobernanza, Henry Contreras, explicó que se replicará el accionar de años pasados. “Tenemos más de 128 millones en obras en los 14 distritos”, anunció y explicó que el 40% está destinado para bonos, seguridad y temas sociales.

Entregas del Gobierno central

En pasados años, además de los proyectos municipales, El Alto recibió obras hechas por el Gobierno. La población destaca infraestructuras deportivas y de transporte masivo.

“Entre las obras de impacto podemos mencionar el teleférico con sus líneas Roja, Azul, Amarilla y Morada. Está el Estadio Norte y para la educación tenemos aproximadamente 50 módulos educativos, que además tienen su equipamiento en materias técnicas, física, química, biología. También tenemos ya en funcionamiento el hospital de tercer nivel”, destacó el concejal Juanito Angulo, del MAS.

Recordó que el pasado noviembre debía entregarse otro hospital del tercer nivel en el distrito municipal 3, especializado en oncología. En el área industrial enumeró las fábricas de plásticos, de telas y la ensambladora “Quipus”, aunque ésta es una de las empresas estatales deficitarias.

En el ámbito tecnológico, Angulo mencionó el centro de investigación nuclear, cuya construcción fue paralizada. “El instituto de medicina nuclear, la formación de talento humano y la conversión de productos para exportar. Creemos que esto es de impacto nacional”, comentó.

El concejal Javier Tarqui (Sol.Bo) observó la conflictiva relación entre el ex gobierno central y el municipal para obras. “Ellos han construido el estadio de Villa Ingenio, que es una Jach’a Obra, pero en ningún momento hubo coordinación”, dijo el legislador.

Al respecto, el secretario de Planificación e Infraestructura Urbana, Hugo Zubieta, aclaró que el estadio de Villa ingenio “costó 55 millones, de los que el municipio dio una contraparte de tres millones. Lo hemos construido con el Gobierno central”, aseveró.

Sobre esa obra comentó que no es tan grande como la Terminal, que costó 254 millones. “Lógicamente si lo comparamos con la gran deuda que nos está generando el teleférico, que son más de 1.000 millones de bolivianos no podemos luchar contra eso”, manifestó Zubieta.

Advirtió que “en algún momento” se informará cómo fueron manejados esos créditos. Aseguró que la Alcaldía trata de manejar su propio presupuesto y no generar una gran deuda para la población.

Las 20 Jach’a Obras

  1. El Distribuidor y puentes vehiculares de la Hernani. Se concluyeron el 28 de enero de 2019 con una inversión de Bs 14.042.587,93.
  2. La Estación de bomberos fue concluida el 12 de enero de 2018, con una inversión de Bs 14.059.484,15.
  3. El asfalto flexible de las avenidas María Pinto, Ojos del Salado y 23 de Marzo se concluyó el 30 de julio de 2018.
  4. El Jach’a Uta, con un costo de Bs 99.554.917,57 fue concluido el 21 de enero de 2020 y se entregó provisionalmente.
  5. El pavimento rígido en la avenida Alcoche demandó Bs 22.366.062,34 y se concluyó el 2 de agosto de 2018.
  6. El pavimento de la avenida República Bolivariana demandó Bs 22.178.999 y se finalizó el 31 de agosto de 2018.
  7. El pavimentado de la avenida Alcoche requirió Bs 13.511.537,17 y se concluyó el 21 de abril de 2017.
    8., 9. y 10. El pavimentado de la avenida Estructurante es considerado por el municipio como tres Jach’a Obras porque se hicieron tres tramos y tres entregas. Todo se concluyó en 2016. En total costó más de Bs 59.802.499.
  8. La construcción de la Jardinera Central Av. Cívica del D1 costó Bs 17.445.365,77 y se concluyó el 24 de agosto de 2016.
  9. El pavimento de la avenida Incahuasi costó Bs 11.402.592,14. Concluyó el 1 de septiembre de 2016.
  10. y 14. El pavimentado de la avenida Buenos Aires es considerado como dos obras, porque se hizo en dos entregas, la primera en 2016 y la segunda en 2017. En total costó Bs 52.698.566.
    En ejecución Aún hay seis Jach’a Obras en ejecución: La Terminal Metropolitana ( Bs 254.965.994,07), el Drenaje pluvial Prolon. La avenida Juan Pablo II (en tres tramos, se prevé entregarlos en junio de este año con una inversión de Bs 78.610.425); el pavimento rígido de la avenida Integración cuya entrega está prevista para abril de con un costo de Bs 28.484.563,81. Se suma la venida Néstor Galindo, será concluido el 20 de marzo. y tiene una inversión de Bs 13.559.037,93.

Pagina Siete.