Exdiplomáticos piden pagos por su retorno, sueldos y beneficios

32

Diplomáticos de la gestión del MAS denuncian que no se les adeudan sueldos y beneficios y que no se les pagó los gastos de retorno a Bolivia, tras ser cesados de sus funciones por el gobierno de Jeanine Añez. Los nuevos representantes dicen que los destituidos no presentaron los informes e incluso dejaron deudas.

Al respecto, la Cancillería explicó que “los funcionarios de libre nombramiento son de libre remoción”, según la Ley del Servicio de Relaciones Exteriores N° 465 . Afirma que no se cesó a nadie al margen de la Ley.

Además señaló que “el anterior Gobierno afectó gravemente la institucionalidad del Servicio Exterior Diplomático y Consular con la designación de funcionarios improvisados sin ninguna experiencia, repercutiendo negativamente en nuestro relacionamiento con la comunidad internacional”.

La Cancillería asegura que busca recuperar la institucionalidad con diplomáticos de carrera, por lo que designa “funcionarios competentes”.

En noviembre, el ex embajador de Bolivia en China, Heriberto Quispe, recibió una notificación del cese de sus funciones. En respuesta, solicitó una prórroga, debido al nacimiento de su hija.

Según una carta a la que tuvo acceso Página Siete, la Cancillería respondió la solicitud el 17 de diciembre por medio de otra carta. En ella, explica que Quispe es un servidor público temporal que “no se encuentra dentro de los alcances de protección de la garantía de Inamovilidad Laboral como progenitor”.

Señala que él pertenece al ámbito de los funcionarios provisorios, cuyo ingreso a la entidad no es resultado de un reclutamiento y selección, sino que “obedece a una invitación personal del máximo ejecutivo”.

El 21 de noviembre, mediante otra carta a la ministra Karen Longaric, la familia pidió una audiencia para solicitar nuevamente una prórroga del cargo diplomático. La carta fue firmada por la esposa del exembajador.

Quispe continúa con su demanda al Gobierno boliviano para que se considere su caso. El 17 de enero de este año solicitó al ministerio de Trabajo, se realice una interpelación a la Cancillería. Él desempeñó funciones como Embajador durante cuatro años.

Otro diplomático, que no quiso revelar su identidad, explicó a Página Siete que él y su familia tuvieron que retornar a Bolivia con sus propios recursos económicos. Una vez en el país, se les solicitó llenar varios formularios. El trámite, según denuncia, es muy extenso y aún no recibió el pago.

“El funcionario diplomático que es cesado o es aceptada su renuncia, tiene derechos laborales que tienen que presupuestarse. Este Gobierno tendrá que dar cuenta en algún momento porque no sólo han sido retirados los embajadores, sino también los funcionarios y sus familias, y eso tiene un costo presupuestario altísimo”, aseveró Eduardo Rodriguez Velté

Remarcó que no se los puede dejar indefinidamente impagos.

En su caso, después de seis años y algunos meses de ser embajador ante Holanda y los Países Bajos, embajador concurrente ante Portugal y agente de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, dejó el cargo a pocos días de que la presidenta Añez asumió el poder.

“Lo que corresponde por decoro y dignidad es que ella defina si me ratifica o me reemplaza”, comentó entonces. El día 18 de noviembre, se le notificó que la canciller Longaric había aceptado su renuncia y que ésta tenía que hacerse efectiva el día 15, es decir de forma retroactiva.

“Me pedía que en el día entregue mis archivos, mis llaves, mis informes, devuelva mis pasaportes y haga una declaración jurada de bienes. Hay que destacar que esta forma de actuar no contribuye a la buena práctica y a honrar la ley”, aseveró el ex agente.

Señaló que la ley del servicio exterior prevé que cuando hay una cesación de representantes diplomáticos hay plazos de por lo menos 30 días y derechos laborales que honrar.

En su calidad de Presidente transitorio -entre el 9 de junio de 2005 al 22 de enero de 2006- observó que el actual Gobierno haya decidido despedir funcionarios y nombrar nuevos.

Manifestó que durante su gestión se determinó que esas acciones deberían ser asumidas por un gobierno elegido en urnas, porque la renovación demanda costo.

Dejaron informes incompletos

El actual ministro Consejero, Encargado de Negocios a.i. en Buenos Aires, Argentina, Julio Alvarado, remarcó que él y todos los diplomáticos tienen la obligación de dejar informes cuando dejan el cargo. Sin embargo, en la misión de la que es parte, los ex funcionarios no informaron sobre su gestión.

“Hay deudas que deberían haber sido cubiertas en la anterior gestión (…) Esas personas no pueden esperar que en cancillería les devuelvan el pasaje, sus vacaciones, que no se han utilizado, etc. Deben presentar toda esa información faltante”, dijo.

El representante diplomático explicó que cuando recibieron la misión en Argentina, ellos firmaron un documentos sobre la entrega de bienes. “Fue de buena fe, pensando que los funcionarios estaban entregando en orden las cosas. Sin embargo, cada día nos enteramos de asuntos que no habían mencionado en sus informes”, lamentó.

La designación de Alvarado causó polémica en Argentina, donde se asila Evo Morales y otras autoridades. Se instaló una vigilia en la casa diplomática.

Afectados podrían demandar a la Cancillería

El asesor del ex embajador de China se refirió a un caso similar al suyo, en el que se hizo un denuncia contra la Cancillería y derivó en una sentencia constitucional. Anunció que podrían proceder de la misma manera.

El asesor Jorge Alvarez señaló que el 19 de noviembre de 2015, la entonces viceministra de Gestión institucional y consular del Ministerio de Relaciones Exteriores dispuso el cese de funciones de Cónsul General de Ginebra-Suiza, designado en esa misión el 16 octubre de 2013. Fue a Ginebra con su esposa.

Entonces se solicitó la reconsideración un día después del cese, manifestando que “su cónyuge se encontraba en estado de gestación”. Pero la solicitud no se tomó en cuenta. Después, se instruyó su continuidad en el cargo designado.

En 2017, el entonces ministro de Relaciones Exteriores volvió a destituir al Consul de Ginebra. Una vez más se solicitó la reconsideración y se dejó sin efecto tal destitución.

Así, volvió a suceder una vez más ese mismo año, hasta que en abril de 2018 se declaró firme y subsistente la destitución. Se señaló que “no había inamobilidad laboral para funcionarios públicos de libre nombramiento o designación”.

Finalmente se rechazó la tutela solicitada, en cuanto a la inamovilidad laboral. Sin embargo, sí se consideró respeto “a los derechos de la niña recién nacida hasta que cumpla un año”.

“Cesados deben solicitar el pago en Bolivia”

Tras conocer las denuncias de ex embajadores y diplomáticos, Página Siete consultó a Ministerio de Relaciones Exteriores sobre el trámite para que esos ex funcionarios y sus familias retornen al país y se les pague.

¿Cuántas personas fueron cesadas y a cuánto asciende el monto invertido en eso?

Del 14 de noviembre de 2019 al 20 de febrero de 2020 fueron cesados 158 funcionarios del Servicio Exterior designados políticamente y los funcionarios de carrera están siendo reincorporados al Servicio Central.

El monto destinado para el retorno de los funcionarios, en caso de que cumplan con todos los requisitos de ley, están estipulados en el Artículo 4 del Reglamento para el pago de gastos de instalación y retorno y reinstalación, que a la letra dice: “De conformidad a lo establecido en el artículo 62 del Reglamento Orgánico del Servicio de Relaciones Exteriores, los gastos de instalación para los funcionarios diplomáticos y administrativos destinados a las Misiones Diplomáticas y Consulares, se calcularán sumando los siguientes rubros, sin descuento alguno:

a) El equivalente al haber total y la compensación del costo de vida de un mes en el exterior, según planilla.
b) El equivalente al 30% del haber total y la compensación del costo de vida mensual en el exterior, por su cónyuge.
c) El equivalente al 15% del haber total y la compensación del costo de vida mensual en el exterior por cada hijo menor de 21 años.

A la finalización de sus funciones, los gastos de retorno del exterior para los funcionarios diplomáticos y administrativos serán reconocidos en idéntica proporción a los gastos de instalación, tomando en cuenta el último haber total y la compensación del costo de vida correspondiente a un mes…”

¿Cuánto debería durar ese rembolso y pago?

En cuanto al pago de los gastos de retorno, es necesario aclarar que los funcionarios que han sido cesados deben, en primera instancia retornar a Bolivia y solicitar formalmente este pago o rembolso, el cual se hará efectivo previo cumplimiento de los requisitos contemplados en el “Reglamento de pago de gastos de instalación, retorno y reinstalación” del Ministerio de Relaciones Exteriores:

• Fotocopia del nombramiento anverso y reverso.
• Fotocopia de la resolución ministerial de designación.
• Certificado de matrimonio original actualizado, si el viaje lo realizó acompañado .
• Testimonio de declaratoria de herederos protocolizado, original o fotocopia.
• Fotocopia del carnet.
• Certificado de nacimiento original actualizado de los hijos menores de 21 años, si el viaje lo realizo acompañado.
• Fotocopia de la declaración ante juez
• Tickets de los pasajes, pases a bordo y factura (si corresponde) originales.
• Fax o certificado original de que el funcionario cesado no tiene deudas personales pendientes de pago en la sede de sus funciones.
• Certificado original de valores fiscales otorgado por el Tesoro General de la Nación.
• Certificado de devolución de pasaportes oficial o diplomático original .
• Certificado de conformidad de gastos de funcionamiento original..
• Informe de actividades

No se ha cesado a ningún funcionario al margen de la Ley, en el momento del cese se consideraron: vacaciones, invalidez, maternidad, lactancia y todos los impedimentos, siempre y cuando estos fueran notificados antes de la entrega del memorándum del cese de funciones.

En la gestión de Evo, hubo un embajador de Academia

En noviembre, la canciller Karen Longaric destituyó a casi el 80% de embajadores designados por el ex presidente Evo Morales porque, afirmó, eran funcionarios políticos y no de carrera. Sin embargo, uno de los destituidos reclama que no se reconoció su formación académica.

“Se les ha enviado el cese de funciones, tomando en consideración que todos son embajadores políticos ”, manifestó la canciller Longaric.

Mencionó a Sacha Llorenti, quien fue representante permanente ante las Naciones Unidas y a Ariana Campero, que fungía como embajadora en Cuba

En cambio, el asesor Jorge Álvarez remarca que el ex embajador de Bolivia en China, Heriberto Quispe Charca, sí tiene formación académica diplomática.

Fue la excepción -asegura- entre los otros funcionarios que antes de cumplir funciones diplomáticas eran magistrados, ministros, diputados o cantautores.

Al respecto, el Encargado de Negocios a.i. Julio Alvarado, aseguró que de las personas que prestaban servicios en el consulado en Argentina, se cesó a funcionarios que no tenían formación diplomática.

Pagina Siete.