Santa Cruz da pelea con una “minga”

26

Ante el incremento de casos de dengue en Santa Cruz, autoridades locales y nacionales unieron fuerzas para organizar una “Minga departamental”, que se realizará hoy desde las 7:00. La actividad es organizada para eliminar los criaderos de mosquitos y fumigar las viviendas.

“La gran minga” -trabajo comunitario- es organizada por el Ministerio de Salud, la Gobernación y el municipio de Santa Cruz. Según el gobernador de esa región, Rubén Costas, los tres niveles del Estado se unieron para impulsar una gran cruzada.

Costas indicó que las tres instancias ponen todos los esfuerzos necesarios para enfrentar esta emergencia que se registra desde finales de diciembre, cuando se emitió la alerta naranja y los primeros días de enero, cuando se declaró la emergencia departamental. Pidió a la población sumarse a la campaña como ocurrió en los años 2009, 2011 y 2016, cuando esa región también fue golpeada por esta enfermedad en el exterior de su vivienda.

Esta actividad contará con la participación de las Fuerzas Armadas, Corporación del Seguro Social Militar (Cossmil) y el Servicios de Aeropuertos Bolivianos S.A. (Sabsa).

Para este trabajo, Defensa Civil entregó insumos y materiales, como buzos descartables Steelgen microporosos, lentes de protección, antiparras, barbijos, guantes de látex y mochilas fumigadoras.

OPS pide vigilancia

Ante el aumento de casos de dengue y dengue grave, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) -oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS)- pidió a los países intensificar la vigilancia de la enfermedad, así como el control de los mosquitos que la transmiten.

“Dada la alta infestación por Aedes aegypti y la presencia del Aedes albopictus en la región, se recomienda que las medidas de prevención y control sean orientadas a reducir la densidad del vector, con la aceptación y colaboración de la población local”, se lee en un comunicado de prensa de la OPS.

El dengue, propio de áreas tropicales y subtropicales, se concentra sobre todo en los países del sudeste asiático y el Pacífico Occidental. Pero en los últimos años, la incidencia y la gravedad de la enfermedad han aumentado rápidamente en Latinoamérica y el Caribe, dijo la OMS, que atribuye el incremento mundial a la urbanización, los movimientos rápidos de personas y bienes, las condiciones climáticas favorables y la falta de personal capacitado.

Pagina Siete.