Suspenden audiencia de militar imputado por obedecer órdenes

La audiencia programada para ayer, donde la justicia debería analizar la solicitud de ampliar la detención preventiva del coronel del Ejército, Héctor Pérez, imputado por obedecer órdenes del exministro de Defensa, Fernando López, de traer agentes químicos desde Ecuador en 2019 fue suspendida sin fecha.

El plazo de detención preventiva del militar concluyó el 25 de noviembre y tanto la Fiscalía como el Ministerio de Defensa solicitan la ampliación de la medida extrema por cinco meses más.

El abogado Jorge Valda aclaró a EL DIARIO que cuando el plazo de la detención concluyó, lo que corresponde es la liberación de los imputados.

“La detención se considera arbitraria después que ya venció el plazo, la detención es ilegal”, precisó el jurista.

El 18 de noviembre de 2021, Pérez fue imputado por los presuntos delitos de tráfico ilícito de armas, porte o portación y uso de armas no convencionales, además de incumplimiento de deberes. Desde esa fecha guarda detención preventiva en el penal de San Pedro de La Paz, medida que ya fue ampliada en dos oportunidades y concluyó el 25 de noviembre.

En anterior entrevista con este medio, el abogado Rómulo Estívariz, que patrocina al militar, manifestó que la detención de su patrocinado es ilegal ya que él no tuvo participación directa en el hecho porque su rango no se lo permitía.

Aclaró que en el presunto delito de tráfico ilícito de armas, la Ley 400 considera a los gases lacrimógenos como munición y no armas.

“Respecto al ilícito de tenencia porte o portación, la Ley 400 permite al Ministerio de Defensa la adquisición extraordinaria de material equipo y/o armamento sin necesidad que intervenga la Aduana Nacional”, aclaró a tiempo de asegurar que no existe una ley que prohíba al Estado realizar este tipo de préstamos de otros países.

Respecto al incumplimiento de deberes, manifestó que de acuerdo a reglamentos firmados por el presidente: “Las órdenes pueden ser verbales o escritas. Siendo de cumplimiento obligatorio para quien va dirigida, su trasgresión dará curso a sanción de acuerdo a reglamento”.

“¿El fiscal con que argumento legal dice que (el militar) incumplió sus deberes, que ley lo respalda?”, cuestionó.

EL HECHO

De acuerdo al relato anterior de Pérez, el 15 de noviembre de 2019, recibió una llamada en la que le instruían presentarse ante el ministro de Defensa, lo más antes posible. La autoridad se encontraba en Palacio de Gobierno, en reunión de gabinete.

“Cuando salió un momento de la reunión me dijo que esperara disposiciones, cuando terminó la reunión entre las 10 y 10:30 aproximadamente, me llamó el ministro y me dijo que Ecuador estaba prestando gases lacrimógenos y que debía trasladarme en un avión hércules para verificar la cantidad de gases que nos estaba prestando”, relató en anterior entrevista con este medio.

El mismo 15 de noviembre, él y otros funcionarios, fueron trasladados al hangar de los Diablos Negros de la ciudad de El Alto en el helicóptero presidencial. Entre las 17:00 y 18:00 horas despegó el avión hércules cuya tripulación fue el piloto, copiloto, navegante, tres técnicos del hércules, un mayor de la Policía y Pérez.

Llegaron a Ecuador la madrugada del 16 de noviembre donde personeros de la Policía los esperaban. Hicieron las presentaciones de rigor y posteriormente ingresaron vehículos con los gases lacrimógenos que deberían cargar al avión para trasladarlos a Bolivia.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más