Incendios causan estragos, daños ambientales, pérdidas y muerte

Debido a los incendios en varias regiones paceñas, se perdieron hectáreas de cultivos y cabezas de ganado. Al menos cinco municipios yungueños se declararon en emergencia, el macrodistrito Zongo de La Paz también sufre la ira del fuego, al igual que el municipio de Chuma, donde hay un muerto. El daño ambiental se siente con la presencia de enfermedades en pobladores.

La Gobernación paceña declaró que los incendios en Los Yungas dejaron a cinco municipios y 1.290 familias afectados, incluso, las poblaciones de Chuma y Guanay también reportarían daños a causa del fuego.

“Dentro de estos, el más sonado es La Asunta, posteriormente se encuentra Palos Blancos, Coripata, Caranavi e Irupana”, señaló el técnico de la Dirección de Riesgos y Atención de Desastres de la Gobernación de La Paz, Roly Canaviri.

Explicó que aún no se cuantificaron las pérdidas de hectáreas de cultivos y que los incendios forestales vienen de la mano de la escasez de recursos hídricos provocados por la falta de lluvias en la región del Norte de La Paz.

Los municipios de La Asunta, Palos Blancos, Coripata, Caranavi e Irupana, se declararon zona de desastre, por lo que la Gobernación envió ayuda humanitaria y recursos humanos para sofocar los incendios.

“Estamos mandando la ayuda a los diferentes municipios que están afectados. También hemos recibido la ayuda de los bomberos voluntarios; como Gobernación ya hemos declarado emergencia en agosto con el Decreto Departamental 153, donde estamos en alerta por las sequías y los incendios”, dijo el gobernador de La Paz, Santos Quispe.

También se comprometió el apoyo de un grupo de bomberos de Perú y de otras tropas de voluntarios paceños.

De la misma manera, el macrodistrito de Zongo Trópico que pertenece al municipio de La Paz se declaró en emergencia y pidió auxilio a las autoridades departamentales y nacionales para sofocar el incendio que afectó a seis comunidades con las consecuentes pérdidas de cultivos de plátano, piña, cítrico, palta y café, entre otros.

“Nos declaramos en estado de emergencia por los diferentes incendios forestales que están sucediendo en las comunidades de Monte Olivo, Buenos Aires, Villa Kanatatawi, Copalani, Huarikunka y Central Río Colorado. Ya son más de 70 hectáreas afectadas por el fuego que se está extendiendo a pasos agigantados”, manifestó la subalcaldesa del macrodistrito Zongo, Lenny Carvajal.

La subalcaldesa hizo un llamado a la División Departamental de Bomberos de La Paz para que se despliegue un mayor número de efectivos en las brigadas que son enviadas a las comunidades afectadas.

El representante del Control Social del Distrito 23, Freddy Quispe, informó que hay preocupación en las comunidades afectadas por el fuego que ya rebasó a los comunarios y son 80 familias damnificadas, además de animales muertos.

“Hago un llamado de auxilio a las autoridades competentes para que nos ayuden a controlar estos incendios. Lo que se necesita en estos momentos son mochilas fumigadoras para que los comunarios puedan combatir el fuego”, solicitó.

Expuso que las altas temperaturas, arriba de los 40 grados, y cualquier pequeña chispa podrían producir un incendió, por lo que “pido a los hermanos de las comunidades que ya no quemen y si lo hacen que sea con varias personas para que el fuego no se salga de control y no se originen estos incendios forestales”, recomendó Quispe.

Por otro lado, a raíz de un voraz incendio que se registra en la comunidad indígena originaria Callipata, del municipio de Chuma en la provincia Muñecas, una persona de la tercera edad perdió la vida, al igual que varias cabezas de ganado.

Los comunarios del lugar solicitan ayuda humanitaria en el tema de los forrajes para los animales.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más