Por el paro, microempresarios cruceños piden diferimiento bancario de seis meses

El sector afirma que perdió Bs 130 millones en 10 días de paro. Solicitan que el Ministerio de Economía apruebe una norma.

La Federación Departamental de la Micro y Pequeña Empresa (Fedemype) Santa Cruz pide al Gobierno aprobar una norma sobre el diferimiento del pago de sus créditos en las entidades financieras por seis meses, debido a que se ven afectados por el paro indefinido que se acata en ese departamento.

“La federación aglutina a unos 4.000 socios, entre los que están: textil, metal mecánico, fabriles, cuero, cosmético, serigrafía y artesanos. Son 10 días de paro contando de lunes al sábado, ya hemos perdido 130 millones de bolivianos, por esa razón es difícil pagar a las entidades financieras”, manifestó el dirigente del sector, Eduardo Mendoza.

Señaló que muchos de sus afiliados preparaban capital para invertir en noviembre y diciembre, porque hay mayor movimiento económico por las fiestas de fin de año, pero por las medidas de presión que se acatan en Santa Cruz, paralizaron sus actividades y se gastaron el dinero para cubrir sus necesidades.

“Algunos tal vez trabajaron un poco, pero lo han destinado para la canasta familiar, por lo tanto, estamos imposibilitados de pagar y pedimos un diferimiento de seis meses de capital y de intereses. De esa manera, todos los ingresos que tenemos destinados para pagar al banco, serán para reactivarnos de alguna manera”, señaló.

Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Félix Huaycho, señaló que su sector comenzaba a “levantarse” luego del paro de 21 días que hubo en 2019 y de la pandemia que duró más de un año, pero ahora son afectados por estos paros y bloqueos en la región cruceña.

“El problema de fondo es que en esta etapa no estamos bien reactivamos, si bien hemos recibido algunos apoyos y créditos, sólo el 30% accedió y ahora este paro nuevamente nos está liquidando, es por eso que viene esta propuesta de diferimiento de seis meses y el Gobierno debe buscar una salida, ya que se viene una carga social como el pago de salarios a los trabajadores, pago a los proveedores y otros”, explicó Huaycho.

Agregó que la disposición de diferimiento debe ser aprobada por el Gobierno, a través del Ministerio de Economía, que debe evaluar la situación de los sectores afectados por la medidas de presión.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más