Mantienen bloqueos en varios puntos de La Paz

10

Desde primeras horas de la mañana de ayer, grupos de vecinos volvieron a bloquear distintos puntos de la ciudad de La Paz, a pesar de las marchas de amedrentamiento y violencia de grupos afines al partido en función de Gobierno.

En la zona Sur, se registraron más bloqueos, los vecinos acataron el llamamiento del paro cívico, en protesta contra los cuestionados resultados de las elecciones presidenciales.

En la avenida Ballivian, se instalaron varios puntos de bloqueo, que fueron levantados por precaución en el momento que hizo su paso una marcha a favor del Gobierno central, compuesta por mineros y pobladores de Chaquipamapa.

Los vecinos de Obrajes, en la calle 16, igualmente mantuvieron su protesta, pero cuando se acercaba la marcha desde Calacoto, retiraron los bloqueos para mantener la calma. Los protestantes indicaron que su medida de presión es pacífica, por lo que también tenían la intención de evitar confrontaciones.

Hubo puntos de bloqueo en toda la ciudad. Cuando un grupo de personas intentó instaurar una protesta en el Ministerio de Educación, fueron agredidos por los funcionarios de dicha institución, quienes utilizaron chicotes y golpes.

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto, Nestor Yujra, indicó que su sector exige nuevas elecciones y la renuncia de vocales electorales. Asimismo, informó que desde la siguiente semana se preparan marchas y bloqueos para que el Gobierno llame a nuevas elecciones.

MERCADO INDISCRIMINADO

Las jornadas de protesta fueron convertidas por el comercio informal, en ferias desordenadas, donde se oferta indiscriminadamente desde alimentos hasta banderas y Vuvuzelas.

Por las marchas que están aconteciendo principalmente en el centro paceño, el comercio informal ha crecido sin ningún control. En las aceras se evidencia a personas vendiendo distintos tipos de artículos, como cornetas, banderas, comida, sin que la Alcaldía pueda hacer nada para controlar esta situación.

En algunos casos dificultando aún más la transitabilidad de las personas, quienes presurosas se dirigen a recoger a sus hijos del colegio o a sus casas, ya que en la mayoría de los casos las protestas, se dan a mediodía.

El Diario.