Evo Morales pide pausa, los cívicos rechazan y exigen su renuncia

13

Después de dos muertes en el municipio de Montero en Santa Cruz, el presidente Evo Morales pidió a los sectores movilizados de la población un cuarto intermedio en sus protestas, por Todos Santos, el fútbol y hasta tener los resultados de la auditoría que realizará la Organización de Estados Americanos (OEA) al cómputo oficial de las elecciones generales pasadas. Los cívicos del país rechazaron la propuesta y exigen su renuncia y advirtieron que las marchas y el paro indefinido no se suspenderán.

“Pido a los que están en paro y en bloqueo levantar esas medidas y dar cuarto un intermedio en las movilizaciones hasta que la OEA, los delegados de tres países, concluyan su informe correspondiente al proceso electoral. A los movimientos sociales, mi pedido, levanten su bloqueo, y a los hermanos que están en paro y en pequeños bloqueos en las ciudades que levanten su paro y empezar a resolver, pacificar Bolivia”, sostuvo el mandatario en conferencia de prensa.

El mandatario en días pasados convocó a sus aliados para que defiendan la democracia y el voto rural y advirtió con cercar las ciudades capitales que se encuentran movilizadas, esto fue rechazado por diversos sectores sociales y derechos humanos, ya que están vulnerando los derechos fundamentales de la población.

RENUNCIA

El presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, rechazó la petición y advirtió que las movilizaciones continuarán. Por otra parte, exigió la renuncia del mandatario que sería la única solución para pacificar el país, además pidieron la convocatoria a nuevas elecciones generales con un tribunal imparcial.

“Ya no hay cuarto intermedio (…) pero si el Presidente quiere apaciguar Bolivia que renuncie, ese es el único pedido y le aseguro que con su renuncia y la convocatoria de las nuevas elecciones y la convocatoria de elección de los nuevos vocales del Tribunal Electoral el paro se levanta, caso contrario el paro continua”, sentenció Camacho.

El mandatario advirtió que si los cívicos continúan con las medidas de presión el pueblo puede rebelarse contra ellos. Los responsabilizó de ser los enfrentamientos que se originaron entre los que piden la renuncia de Evo Morales y los que respaldan su victoria. Las declaraciones surgieron después de la postura del cívico cruceño.

“Cuidado algunos dirigentes cívicos, cuidado que el pueblo se rebele con tanto daño que están haciendo no solamente en la parte económica sino también en la parte de confrontación. Momentáneamente se puede engañar con mentiras al pueblo, pero después de las elecciones reflexiona y reacciona”, dijo Morales a radio Panamericana.

En respuesta, el presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Marco Pumari, una de las siete instituciones cívicas que convocaron al paro indefinido en defensa del voto, advirtió que Morales perdió toda credibilidad tras las dos muertes ocurridas el pasado miércoles en la población de Montero, las que atribuyó a grupos organizados del Movimiento Al Socialismo.

“No va a haber en estos momentos ni feriados ni el fútbol como él menciona para que esta movilización pare. Tenemos un objetivo y el único cuarto intermedio que vamos a aceptar los cívicos y la población es cuando Evo Morales salga de Palacio de Gobierno y deje el poder, ahí va a existir paz en nuestro país”, afirmó.

NO ACATAN

Los sectores sociales afines al partido oficialista no hicieron caso a esa petición, ya que en la ciudad de La Paz, los cooperativistas mineros, sectores de campesinos y otros afines continuaron causando zozobra con la explosión de dinamitazos y agresiones al personal médico en la zona de Miraflores.

Estos sectores se apostaron pocos metros de la plaza Murillo, donde se instalaron al menos de 28 baños portátiles, con la intensión de que estos sectores se queden resguardando la denominada “casa grande del pueblo”.

El candidato de CC, Carlos Mesa, le pidió al mandatario que instruya a sus allegados que suspendan sus movilizaciones violentas.

El Diario.