Detención domiciliaria para Mariela Valdés

La exgerente del Banco Unión Mariela Valdés, quien denunció el millonario desfalco de Bs 37,6 millones perpetrado por Juan Pari, accedió a su detención domiciliaria por disposición del juez segundo anticorrupción, Alan Zárate. La notificación con el mandamiento de libertad fue conocida al finalizar la tarde de ayer, medida que, según su abogado, debió ser ejecutada el pasado 19 de octubre.

Concluida la audiencia de cesación a la detención preventiva, Valdés se dirigió a su domicilio en cumplimiento de la medida judicial. “No he robado nada, yo no me he favorecido ni con un centavo de lo que ha hecho el señor Pari, en lugar de enriquecerme me he empobrecido, mi salud se ha deteriorado. Lo único que le pido a Dios es que me otorgue fuerzas y ser valiente para seguir adelante (…)”, fueron sus primeras expresiones al abandonar los ambientes judiciales.

El abogado de Valdés, Jhonny Zeballos, afirmó que debido a la renuencia de la juez Claudia Castro, a otorgar las medidas sustitutivas en favor de su defendida, inició proceso penal en su contra por retardación de justicia y tres delitos más.

“Hemos presentado una denuncia ante el Ministerio Público por retardación de justicia y otros delitos. Se puede ver la salud deteriorada de mi cliente que hoy no podía ni firmar ni sostenerse”, puntualizó el abogado, tras remarcar que “ella (Valdés) se va directamente a su casa, a cuidar su salud”.

Días atrás, la juez Claudia Castro se excusó del caso, después de haberse generado una situación de inconveniencia para el trámite, por lo que el cuaderno de control jurisdiccional fue remitido al juez Alan Zarate, quien semanas atrás otorgó detención domiciliaria para Valdés, en suplencia de la titular del Juzgado Tercero Anticorrupción.

Al respecto, Valdés señaló que lo único que busca es demonstrar su inocencia y que durante todo este tiempo sólo pidió se haga justicia.

Con relación a la denuncia que debió presentar oportunamente ante el Ministerio Público contra Pari, según refirió la juez Castro, Valdés afirmó que esa acción cumplió ante de que fuera detenida.

Recordó también que el desfalco fue detectado por el Jefe Nacional de Agencias del Banco Unión, por lo que presentó un informe tanto al Gerente Nacional de Operaciones como a Auditoría Interna del Banco Unión.

Al respecto, en recientes declaraciones, la juez Castro puntualizó que el proceso que le instauran a Valdés, tanto la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) y la Contraloría General, tiene que ver precisamente con la omisión de funciones de la exgerente.

“Cuando una persona conoce un ilícito (…) su obligación es remitir a conocimiento del Ministerio Público, eso establece la Ley 1178 en nuestro procedimiento”, recordó la juez, a tiempo de señalar que días después, mediante memorial ante el Ministerio Público, Valdés solicitó brindar su declaración voluntaria.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más