Pese a flexibilización, la gente utiliza el barbijo por seguridad

Pese a la flexibilización del Gobierno, ciudadanos continúan con el uso del barbijo en los espacios abiertos por seguridad y también por miedo a contagiarse del covid u otras enfermedades.

“Yo no voy a dejar de usar barbijo porque tengo miedo, porque quiero evitar el contagio del covid y de otras enfermedades”, dijo Gladys, quien ayer utilizaba una mascarilla doble en pleno Prado paceño, pese a que el martes el Gobierno determinó que el uso del barbijo en los espacios públicos es opcional.

Ella contó que escuchó sobre la nueva disposición del Gobierno respecto a la flexibilización del uso de barbijo en espacios abiertos, pero teme llevar una enfermedad a su casa, en especial porque tiene a sus papás que son adultos mayores y con patologías de base. “No puedo arriesgar a mis seres amados”, agregó.

El martes, el ministro de Salud, Jeyson Auza, informó que se modifica el artículo tercero de la Resolución 007 del 29 de junio de 2022, en el que ahora se establece que como medidas de bioseguridad y prevención para la población en general que el uso de barbijo es opcional en espacios públicos, mientras que es obligatorio en lugares cerrados.

Afirmó que la medida fue asumida porque Bolivia entró a una desescalada de casos de la quinta ola de la pandemia y durante las últimas olas la letalidad bajó a 0,1%. Añadió que para tomar esa decisión, el Ejecutivo consultó al Comité Científico.

La población cree que aún es pronto para levantar la obligatoriedad del uso del barbijo. “Recién fui al mercado y mi casera estaba enferma. Compré verduras y resultó que ella había dado positivo. Más bien no me contagió, pero hablamos largo rato. ¿Se imagina que yo no haya usado barbijo ese momento”, contó doña Carmela.

Página Siete hizo un recorrido por el mercado del Tejar, la plaza Villarroel y El Prado paceño -espacios considerados abiertos- y observó que la mayoría de la gente aún usa la mascarilla.

Aunque hay algunas personas que no usan este implemento de bioseguridad, pero aclaran que dejaron el barbijo desde hace mucho tiempo.

“Yo no lo uso porque me ha dado alergia. Por eso desde la tercera ola dejé de ponerme el barbijo para salir”, indicó Rafael.

Para Carlos, quien llega a La Paz cada cierto tiempo desde Caranavi, el uso del barbijo es molesto y hasta sofocante cuando debe subir calles empinadas. “Allá en mi pueblo nadie usa”, agregó.

Aclaró que si él viviría en La Paz todo el año, sí usaría una mascarilla. “Uno nunca sabe con quien se sienta al lado en un minibús, tal vez puede ser una persona enferma”, añadió.

Recordó que en la primera y en la tercera ola se enfermó con covid. “Casi me llevó a la tumba. Estuve internado e intubado en el hospital, me salvé de un milagro”, dijo y resaltó que por esa razón su familia aún tiene miedo a esa enfermedad. “Mi esposa ha muerto por la pandemia”, dijo.

Para María, la flexibilización sería ideal si el Gobierno hubiese obligado a recibir la tercera y la cuarta dosis de la vacuna contra la covid. “Así la posibilidad de contagio se reduce, sin embargo, como no pasa eso, uno tiene que cuidarse”, dijo.

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Édgar Villegas, lamentó que las nuevas flexibilizaciones del Gobierno no hayan sido coordinadas y de acuerdo con una valoración técnica científica, además debían ser aprobadas por el Comité Operativo de Emergencia (COE). “Consideramos que la medida fue apresurada”, sostuvo.

Villegas indicó que esta decisión debía aplicarse en caso de que más del 70% de la población boliviana haya recibido una inmunización completa, pero en Bolivia sólo el 52% de la gente se vacunó, por lo que el 48% es susceptible a enfermarse.

Además, el representante del sector médico dijo que “si una persona es asintomática y camina sin barbijo, puede contagiar a un ciudadano vulnerable”. Añadió que la población y el sector de salud están preocupados porque con esa disposición, el Gobierno le dijo a la gente: “ahora depende de ti”.

La nueva norma

Flexibilización Después de dos años y medio del uso obligado del barbijo, en Bolivia se determinó que la utilización de la mascarilla es opcional en espacios abiertos.

Medida Como parte de esas nuevas medidas, se sugirió al Ministerio de Trabajo que se vuelva al horario discontinuo, pero esta cartera de Estado debe elaborar una norma.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más