FmBolivia
Radio FmBolivia

El diferimiento de créditos será para todos, deudores celebran la medida

57

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El diferimiento de pago de créditos hasta el 31 de diciembre de 2020, establecido por la Ley 1319 y reglamentado por el Gobierno a través del Decreto Supremo 4318, beneficiará a todos los deudores sin distinción, anunció ayer el ministro de Economía, Óscar Ortiz.

“Este decreto establece que el diferimiento y la ampliación de las cuotas correspondientes a los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre beneficiará al conjunto de los prestatarios sin excepciones”, señaló Ortiz, al destacar que “no se aplicarán intereses adicionales por el diferimiento”.

El DS 4318, que reglamenta la ampliación del diferimiento de créditos -originalmente establecido por la Ley 1294, del 1 de abril pasado- indica que los pagos de las cuotas de los créditos deberán reiniciarse en enero bajo el cronograma original en cada caso.

Asimismo, Ortiz indicó que las Entidades de Intermediación Financiera (EIF) no podrán cobrar intereses adicionales sobre las cuotas diferidas, ni ningún costo adicional para los prestatarios.

El ministro también aclaró que si bien la cobertura de la norma es universal, si los deudores desean retomar el pago de sus créditos a partir de septiembre, pueden hacerlo.

El decreto menciona que las cuotas diferidas de este año podrán ser canceladas durante los meses siguientes, por el tiempo que dure el préstamo o al final del pago del mismo, previa negociación entre los clientes y las entidades financieras.

Asimismo, la autoridad afirmó que otro beneficio es que el reglamento establece que las entidades financieras tendrán dos años, desde hoy, para reprogramar los créditos con los prestatarios, con el fin de que puedan acceder a nuevos planes de pago que les permitan cumplir sus obligaciones.

Por su parte, los prestatarios, cuyas deudas fueron postergadas, celebraron la medida y señalaron que de esta manera se alivia en parte la crisis económica causada por las medidas de cuarentena establecidas por la pandemia de la Covid-19.

“Es un alivio tremendo no tener que preocuparme por el momento de retomar el pago de mi crédito, las ventas de mi negocio no se han recuperado todavía y apenas si me alcanza para cumplir con mis otros gastos”, señaló Jorge Cabrera, un microempresario textil.

Sobre el reinicio del pago de las cuotas en enero, el microempresarios textil indicó que espera que para entonces la situación de su sector se haya estabilizado.

“Creo que la esperanza es que luego de estos tres meses hayamos superado esta etapa oscura, al menos lo suficiente como para poder retomar el pago de los créditos, por mi parte haré todo lo posible por cumplir”, agregó Cabrera.

Pedro Salinas, otro prestatario indicó que, ya que es un asalariado, tuvo que pagar las cuotas de su crédito los meses de junio, julio y agosto, a pesar de haber sufrido una reducción de sus ingresos, por lo que el nuevo diferimiento le quita un peso de encima.

“Estuve pagando mi crédito a duras penas, porque mis ingresos bajaron por la pandemia, sacrificando algunos gastos de la casa me pude organizar, pero ahora con este nuevo diferimiento voy a poder moverme con más holgura y afinar mis finanzas para retomar los pagos, si es posible, antes de enero”, explicó.

Sobre la razón de por qué el banco le había hecho volver a pagar su crédito si había sufrido una reducción en sus ingresos, Salinas explicó que esto se debe a que el pagaba las cuotas del crédito junto con su mujer, la cual se encuentra actualmente desempleada.

“El crédito lo saque cuando era soltero y tenía otro trabajo, pero después me casé, cambié de empleo y pagábamos juntos las cuotas, pero ahora ella no está trabajando y yo cargo con la responsabilidad financiera, en el banco me atendieron y dijeron que buscarían una solución, pero hasta ahora no me han respondido y yo ya he pagado las cuotas”, explicó el prestatario.

Prestatarios que lo deseen podrán pagar

Ante la promulgación del Decreto Supremo 4318, que reglamenta la ampliación del diferimiento de pago de créditos y establece que todos los deudores pueden acogerse a esta medidas, algunos prestatarios han señalado que resumirán el pago de sus obligaciones con los bancos de manera voluntaria.

“No tengo necesidad de acogerme al diferimiento y más bien considero que hacerlo me podría traer problemas a futuro”, señaló Richard Castro, un prestatario.

En ese sentido, otros clientes de bancos que ya se encontraban pagando sus créditos desde junio, indicaron en redes sociales que no se acogerán al nuevo diferimiento ya que no lo necesitan.

“Mis ingresos se redujeron los primeros tres meses de la pandemia, pero ahora ya están en un nivel normal y puedo pagar el crédito, creo que esta medida es muy buena para aquellas personas que lo necesitan, pero yo personalmente no”, expresó un usuario de redes sociales en Facebook.

De acuerdo al parágrafo II del artículo 2 del Decreto Reglamentario del Diferimiento de Créditos los prestatarios que deseen resumir el pago de sus préstamos podrán hacerlo, previa coordinación con las Entidades de Intermediación Financiera (EIF).

“A solicitud de los prestatarios, éstos podrán continuar con el pago de sus créditos, mediante los mecanismos habilitados por las Entidades de Intermediación Financiera (EIF)”, señala la norma promulgada ayer.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas