Evo Morales figura como padre de dos niñas

19

El diputado opositor Rafael Quispe y el candidato por la circunscripción 62 en Pando por UCS, Richard Flores, mostraron en las últimas horas, por separado, certificados de nacimiento de dos supuestas hijas del presidente Evo Morales, quienes habrían nacido en las ciudades de Yacuiba y Sucre. Ambos aseguraron que los documentos son veraces. En tanto ningún funcionario del Gobierno o político oficialista negó o confirmó el hecho.

Bajo la pregunta ¿Será verdad?, el también diputado opositor Wilson Santamaría el viernes difundió en sus redes sociales el mismo certificado de nacimiento que su colega Quispe dijo que es real.

En el primer caso, la menor habría nacido en la ciudad de Yacuiba, Tarija, el 8 de febrero de 2016. En su mensaje difundido por Facebook, Quispe dijo que visitó al Registro Civil y asegura que el certificado “es verídico, es real, es cierto” e hizo votos para que las autoridades del Sereci no lo borren de sus archivos.

A Quispe le llama la atención que la madre, cuando concibió, habría sido una menor de edad, por lo cual anunció que investigará el caso y dejó en manos del presidente Morales aclarar cómo se produjo la inscripción ante la Oficialía de Registro Civil.

Por su lado, el candidato Richard Flores mostró el viernes en conferencia de prensa en Cobija un certificado de nacimiento en el que figura el nombre de los progenitores. En este segundo caso la menor había nacido el 8 de septiembre de 2016, según reportó la red Bolivisión.

Aclaró que el documento le fue enviado desde la ciudad de Sucre donde estaría viviendo la menor junto a su madre, cuyo nombre fue revelado por el denunciante, quien aclaró que decidió revelar esa información porque el MAS continúa en campaña electoral y descuida la emergencia por los incendios en el oriente boliviano.

Pidió al presidente Morales explicar este hecho porque considera que la conducta de quienes pretenden llegar a Palacio de Gobierno debe ser intachable. Según el denunciante este caso es parecido a otro conocido por todo el país, en referencia al caso Zapata.

“Según la fuente que tenemos, esta documentación es totalmente fidedigna y esto merece una explicación. Espero que tenga el coraje y el valor de esclarecer al país, y por su puesto al departamento de Pando”, declaró.

El presidente Evo Morales apareció ayer ante los medios de prensa en San Ignacio de Velasco para informar sobre la situación de emergencia en la Chiquitanía pero no se refirió a la denuncia que circula en medios de prensa y redes sociales.

Ningún funcionario estatal salió a desmentir o responder el tema que aparece a menos de 50 días de las elecciones generales del 20 de octubre. Este medio buscó la versión de algún alto funcionario del Ejecutivo, pero sin resultado alguno porque sus teléfonos celulares estaban apagados.

Solo algunos internautas defensores del “proceso de cambio” cuestionaron que en las redes se dé crédito a “certificados con Photoshop”, también se dijo que esta “es una manera vil de atacar al presidente”.

El caso trae a la memoria reciente el escándalo generado por la relación de Evo Morales con Gabriela Zapata que data de 2005.

Fue el investigador Carlos Valverde quien lanzó la polémica el 3 de febrero de 2016, semanas antes del referendo constitucional por la modificación del art. 168 de la Constitución Política del Estado. El periodista afirmó que la relación encerraba un hecho de tráfico de influencias, pues la joven empresaria era gerente comercial del consorcio chino CAMC que se había adjudicado cinco proyectos millonarios de infraestructura.

Valverde mostró el certificado de nacimiento original de Registro Civil de un supuesto hijo inscrito por ambos como Ernesto Fidel. El tema pasó al ámbito político y luego legal con el arresto de Zapata bajo cargos de enriquecimiento ilícito, pues no supo explicar el origen de su fortuna. Fue sentenciada a diez años en el penal femenino de Miraflores de La Paz.

Sobre el hijo no se pudo comprobar su existencia y el uso de otro menor de edad por allegados a Zapata llevó el caso a trata y tráfico de personas e implicó a León y los abogados Willy Sánchez y Walter Zuleta, el primero con arresto domiciliario y los otros dos prófugos en Perú.

“Evidentemente a la Gabriela Zapata Montaño conocí el 2005. La verdad que era mi pareja el 2007 tuvimos un bebé y lamentablemente, nuestra mala suerte, ha fallecido, tuvimos algunos problemas y a partir de ese momento nos distanciamos”, reconoció Morales el 5 de febrero de 2016 y pidió no hablar más del tema porque era un asunto personal y sensible.