En Llallagua despiden a Jhair Matías en medio de llanto y clamor de justicia

En Llallagua, Potosí, decenas de personas, entre familiares, amigos y vecinos del lugar, este viernes al mediodía fue enterrado Jhair Matías, el niño de seis años que fue raptado y asesinado por la pareja actual de su progenitor.

Antes de su entierro, los familiares cargaron el féretro del pequeño y lo trasladaron hasta la unidad educativa Jaime Mendoza, donde estudiaba, con el fin de que sus maestros y compañeros le den el último adiós.

Luego, los dolientes caminaron con flores, globos blancos y hasta tocaron música en su recorrido hacia el Cementerio General, donde fue sepultado entre llantos y pedidos de justicia.

Sobre el féretro del niño se acomodaron algunos de sus juguetes y ropa preferida, junto a su osito blanco en medio de varios arreglos florales.

Matías fue secuestrado el miércoles 29 de junio por Marlene O., de 19 años, pareja de su papá, quien se lo llevó a pasear para luego darle a beber yogur envenenado. Cuando ya estaba sin vida, lo dejó en un terreno baldío.

Luego del hecho, la justicia determinó ayer que la mujer sea sentenciada a 30 años de cárcel por el delito de infanticidio. La victimaria se sometió a un procedimiento abreviado, en el que reconoció su culpabilidad.

El padre del menor de edad fue remitido a la cárcel de Cantumarca, en Potosí, por seis meses, por ser sospechoso de complicidad en el crimen. El caso continúa en investigación.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más