El futuro del Monje Campero pone en vilo a usuarios de las redes

36

Se dio a conocer una versión sobre su cierre definitivo del cine, que causó preocupación. El responsable de marketing señaló que se habló de una reestructuración, pero no de su clausura.

El supuesto cierre del Monje Campero, uno de los cines más icónicos de la ciudad de La Paz, provocó una inusitada preocupación al difundirse en las redes sociales el anuncio de que se alquilaban sus ambientes y divulgarse la versión de que cerraba sus puertas después de 80 años de existencia. No obstante, los administradores de la sala cinematográfica se encargaron más tarde de despejar dudas y asegurar que seguirán «al servicio del séptimo arte».

El encargado de marketing del cine, Edwin Sánchez, manifestó que quien tiene que dar una versión oficial es el gerente general, Rodolfo Quintela, pero que en una conversación que tuvieron este martes no se habló en ningún momento de un cierre definitivo sino de una reestructuración y remodelación del inmueble.

“Tengo conocimiento de que el alquiler se refiere a los ambientes que son parte del inmueble, no a las salas del cine. Por lo que tengo entendido, el objetivo era hacer una reestructuración del inmueble, inclusive sé que compraron nuevas butacas”, señaló Sánchez.

Página Siete Digital llamó más de una decena de veces al señor Quintela, pero no obtuvo respuesta, aunque la tarde de este miércoles la empresa publicó el comunicado en el que descarta su cierre (ver imagen superior).

El anuncio del alquiler de los ambientes fue compartido desde la página de una empresa inmobiliaria en Facebook, en la que se mostraban fotos de los ambientes del inmueble de exhibición de películas, ofreciéndolos en alquiler, pero el contenido fue eliminado más tarde.

Como el resto de las salas de cine del país, el Monje Campero permanece cerrado desde marzo, cuando empezó la cuarentena rígida para contener la propagación del coronavirus.

Página Siete