TSE reglamentó propaganda gratuita y el MAS anuncia que en 10 días la suprimirá

1

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) reglamentó la difusión de propaganda electoral gratuita en medios de comunicación para los partidos; pero el MAS, que tiene amplia mayoría en el Legislativo, anunció que en 10 días ese mandato será “eliminado”.

El parágrafo II del artículo 74 de la Ley de Organizaciones Políticas (LOP) establece: “En períodos electorales, los medios de comunicación audiovisuales e impresos que se habiliten para la difusión de propaganda electoral cederán gratuita y obligatoriamente al Órgano Electoral la misma cantidad de espacio y tiempo que éste les contrate para la implementación del fortalecimiento público”.

En cumplimiento de ese mandato, los vocales del TSE, el 24 de mayo, aprobaron el reglamento de fortalecimiento público, que en cinco de sus artículos establece la naturaleza, la asignación, los límites, contenido, los planes de difusión y distribución de la propaganda gratuita en medios de comunicación.

No obstante, seis días después de que el Órgano Electoral aprobara ese reglamento, el Gobierno envió al Legislativo un proyecto de ley con el que se busca derogar la disposición de que los medios “cedan” de forma gratuita espacios, en la misma proporción de lo que se les contrate en periodos electorales.

La propuesta legislativa fue enviada un mes después de que el Gobierno se comprometiera con los directores de medios de comunicación a suprimir la obligación de publicar avisos gratuitos.

El presidente de Diputados, Víctor Borda, explicó a Página Siete que el Legislativo, donde el MAS tiene una amplia mayoría, aprobará el proyecto de ley “en 10 días”.

“En un trámite normal estaríamos hablando, entre la cámara de origen y la cámara de revisión, de 10 días para que se apruebe esa norma”, expresó el legislador, quien aseguró que este tiempo “no es reduciendo los plazos”.

Borda explicó que el proyecto fue remitido a una comisión de la Cámara Baja. “El martes será aprobado en esa instancia. Luego, entre el miércoles o jueves, el proyecto será debatido por el pleno de Diputados. Después, pasará al Senado y seguirá el mismo trámite. Estimamos 10 días para su aprobación”, afirmó el legislador.

El proyecto del oficialismo, en criterio del cientista político Fabrizio Mariaca quita al TSE toda legitimidad, porque el Órgano Electoral “ya no está cumpliendo la función para el que fue creado”, pues “ahora está cuestionado”.

El experto agregó que ahora el rol del TSE es “acomodar normas para lograr una ventaja en favor del partido de Gobierno y en contra de las fuerzas opositoras”.

Frente a ello, el diputado Borda afirmó que el proyecto de ley fue presentado a solicitud del gremio de periodistas y de los medios de comunicación. “Ellos solicitaron al presidente Evo Morales que se elimine la propaganda gratuita, él los escuchó y está cumpliendo la promesa”, justificó Borda. Al ser consultado “¿por qué el Gobierno demoró un mes en enviar el proyecto?”, el legislador aseguró que la redacción de toda norma toma su tiempo.

El exsecretario de Cámara del TSE Fernando Artega dijo que la nueva ley aliviará al TSE porque “se mantendrá la propaganda gratuita sólo en medios estatales. En cuanto a los partidos, aquellos que no tienen recursos se verán limitados al acceso a los medios de comunicación”.

Vocal Costas pide a la población confiar en el trabajo del TSE

El vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Antonio Costas, pidió ayer a la población confiar en el trabajo que realiza esa institución con miras a las elecciones del 20 de octubre próximo.

“La ciudadanía debe tener confianza en que el trabajo que hace el Órgano Electoral es un trabajo técnico y no político. Este es un proceso complejo, este es un proceso que está definitivamente incorporando un contexto altamente controversial y el Órgano Electoral pues es el centro de esta controversia”, expresó Costas en una conferencia de prensa.

La autoridad agregó que el TSE tiene un padrón electoral evaluado de forma positiva por organismos internacionales y están en puertas de recibir la certificación ISO electoral.

“Primero, este proceso va a enfrentarse a una elección con el padrón electoral auditado, fue la Organización de Estados Americanos, que después de cuatro meses ha podido hacer una auditoría exigente a nuestro padrón electoral y lo ha calificado de confiable, supera los estándares internacionales (…). También estamos en proceso de la certificación ISO electoral, Dios mediante en agosto lo vamos a tener”, dijo.

Añadió que el TSE tiene una logística que va a permitir tener por lo menos el 90% de los resultados preliminares el mismo día de las elecciones. (ABI)

Punto de vista
Franklin pareja Analista político

“Amplía la brecha de la desigualdad”

Es indudable que desde la perspectiva de periodistas y dueños de medios de comunicación es una medida muy favorable y beneficiosa, porque económicamente el periodo electoral será muy rentable; sin embargo, amplía la brecha de la desigualdad y asimetría en desmedro de las fuerzas políticas más pequeñas.

Si antes tenían una mínima posibilidad de tener exposición mediática; con esta medida se reduce al máximo, haciendo que prácticamente sean invisibles.

Por otra parte, las ventajas siguen sumando favorablemente a la fuerza oficialista, porque quien más financiamiento estatal recibirá será el MAS, que desde ya es mucho más poderoso que todos sus adversarios, en cuestión de recursos materiales y económicos.

Luego estaría el frente Bolivia Dice No, de Óscar Ortiz, que cuenta con un estructura partidaria nada desdeñable; y en tercer lugar está Comunidad Ciudadana, de Carlos Mesa, que seguramente sumará apoyos de distintas organizaciones. La lucha real se reduciría a tres o máximo cuatro candidaturas, tomando en cuenta la determinación que muestra Víctor Hugo Cárdenas.

Notablemente la competencia abierta subalterniza nuevamente al TSE y favorece nuevamente con amplitud a la fuerza oficialista, invisibilizando prácticamente a seis de las nueve candidaturas, por consiguiente afecta la calidad de la democracia; por eso, este aspecto, que no es menor, podría precipitar que algunas fuerzas decidan no continuar la competencia y esta se reduzca en definitiva a tres o cuatro candidaturas.